Route du Rhum, Guichard retó al trimarán más grande y lo consiguió

0
257

Route du Rhum

Al alcanzar la segunda posición de la Route du Rhum – Destino Guadalupe tras haber navegado de Saint-Malo a Pointe-à-Pitre en solitario a la caña de Spindrift 2, el trimarán de regatas más grande jamás construido, con 40 metros de eslora y 23 de manga, Yann Guichard ha desafiado todos los pronósticos y ha escalado el Everest.

Radiante de felicidad, el skipper no esconde que ha puesto a prueba sus límites para alcanzar el podio de la Route du Rhum. Llegado este lunes 10 de noviembre a las 19:18 (hora francesa), el rematista ha completado esta travesía inédita en 8 días, 5 horas, 18 minutos y 46 segundos, a una velocidad media de 21,96 nudos. Ha logrado el cuarto mejor tiempo de la historia de la regata y ha llegado tan sólo 14 horas después del vencedor Loïck Peyron, quien esta mañana ha batido por dos horas el récord de la prueba.

Route du Rhum

Apoyado por todo el equipo de Spindrift racing, Yann ha superado un desafío casi inimaginable hace algunos meses. Este experto en multicascos no sólo ha disputado la Route du Rhum en solitario a bordo de este inmenso barco concebido especialmente para los récords en equipo, sino que además ha sido competitivo, alzándose esta tarde con la segunda posición de un podio histórico. Rodeado por las aclamaciones de la multitud, Yann saborea el placer comentando a su llegada al muelle:

“He hecho una buena regata y no he dado tregua desde el principio hasta el final. He sufrido, no lo escondo, pero he conseguido mantener el ritmo. Hoy estoy orgulloso de terminar segundo en la Route du Rhum y de estar en el podio con Spindrift 2, detrás de Loïck (Peyron), que ha firmado una gran actuación.”

“El segundo día perdí uno de mis pilotos automáticos y he hecho toda la regata peguntándome si iba allegar añ final de la Route du Rhum. Por lo demás, he tenido muy pocos problemas técnicos y eso es esencial para terminar en el podio. Y ha sido gracias al equipo que ha hecho un gran trabajo. Mis routiers en tierra, Erwan Israël y Richard Silvani me han apoyado a diario, en los golpes duros, y estoy muy satisfecho de nuestra actuación.” 

Route du Rhum

“Ha sido una regata increíble con una primera noche difícil y viradas en las que esquivé cargueros y pesqueros con 35 nudos de viento, tuve bastante estrés. Perdí terreno pero después en el golfo de Vizcaya pude remontar y volver al juego. Tuve dos momentos complicados a lo largo de Portugal en los que tuve que poner todo, pero aparte de eso, el barco está súper sano. En las maniobras, nunca me he esforzado tanto, nunca había llegado tan lejos. Pero después del esfuerzo, el barco aceleraba y era pura felicidad. He perdido algunos kilos pero estoy feliz de estar aquí y he disfrutado mucho con el barco.” 

“Los habitantes de Guadalupe son numerosos y sé que están aquí tanto para el primero como para el último participante. Bravo por ellos. ¿Si volvería a hacer la regata en este barco? Es muy pronto para decirlo. Voy a saborear lo que viene ahora con mi equipo y recuperarme porque no he dormido más de dos horas al día en tandas de 10 minutos, por lo que estoy agotado. Y he debido hacer más de 1000 kilómetros en mi bicicleta durante esta Route du Rhum.”

Dejar respuesta