Route des Princes para las clases MOD70 y Maxi80, tras una primera noche tensa, se preparán para lo más duro de una borrasca

0
162

Grupo Navega

A las 14 horas locales (15 horas en España), se dio la salida de la segunda regata oceánica de la Route des Princes para las clases MOD70 y Maxi80. Con un viento del noroeste partió el Virbac-Paprec al frente del pelotón, viendo cómo a poco más de una milla el viento rolaba súbitamente a la izquierda hasta 90 grados, justo de proa hacia el rumbo de la primera baliza, situada 6 millas Tajo abajo. La flota comenzó a ceñir en busca de la orilla sur del río, en busca de más viento y menos corriente, sucediéndose los repiques hacia tierra.

El tramo de regreso a la zona de salida, donde viraban una baliza y ya ponían rumbo a Cascais, fue una popa redonda, que requirió diversas trasluchadas de los barcos, manteniéndo su preferencia por la orilla sur del río. En la boya, fondeada frente a la plaza del Comercio, el Spindrift pasó primero destacando sobre los demás. Gran contraste, pues fue quien hizo la peor salida, pero al ser el barco que estaba más a la izquierda en el momento del gran role inicial, pudo meterse en la pelea que posteriormente ganó. Tras él, el Virbac-Paprec 70 era segundo, seguido por el Edmond de Rothschild, el Oman Air-Musandam y el Prince de Bretagne, que en la fase final de la empopada pudo juntarse al grupo, tras haber sido el más damnificado por el role, que le pilló más a la derecha que los MOD70.

Grupo Navega

De nuevo ciñiendo, los participantes descendieron por el río Tajo, en busca de la boya bonificada situada frente a Cascais, donde el Spindrift se llevó los 2 puntos de recompensa de la categoría MOD70 y el Prince de Bretagne el correspondiente a los Maxi80. De allí salieron al Atlántico, poniendo rumbo Norte, en busca de la mítica Fasnet Rock, donde está en juego la segunda bonificación de la etapa para ambas flotas.

Los MULTI50 en el golfo de Vizcaya, tras una primera noche tensa, preparándose para lo más duro de la borrasca, la flota de los 50 pies ya ha doblado el cabo de Finisterre sin mayores contratiempos, desde que por la madrugada el viento comenzará a rolar al Oeste y permitirles abrir velas, excepto al Rennes Métropole – Saint Malo Agglomeration que optó por navegar pegado a costa mientras sus rivales se separaban ganando oeste, y tardando mucho en llegarle el nuevo viento más favorable de través.

Grupo Navega

El Actual de Yves Le Blevec, iba mandando la flota durante la subida desde la altura de Oporto hasta Finisterre navegando cerca de costa a fin de recorrer menos millas. Su próximo objetivo es la boya Chaussé de Sein, frente a la Bretaña francesa, donde los MULTI50 recogerán la segunda bonificación de esta etapa. Antes de montar dicha baliza se decidirá si deben pasar por la Fasnet Rock. En caso de no hacerlo recorrerían unas 100 millas menos de las 1.100 previstas, al incluir esta nueva boya frente a Bretaña y el paso por el mítico

Dejar respuesta