Roma Ocean World, vuelta al mundo en solitario…con dos gallinas

0
255

Roma Ocean World

El pasado día 19 de Octubre, zarpó del puerto de Civitavecchia el velero ECO40 patroneado por Matteo Miceli y acompañado por dos gallinas. Así comenzaba la vuelta el mundo en solitario etiquetada como la Roma Ocean World, un interesante proyecto científico auspiciado, entre otras instituciones científicas, por La Sapienzia Università di Roma.

El ECO40 es una embarcación ecosostenible. No lleva a bordo ningún tipo de combustible. Una potabilizadora suministrara el agua dulce. Lleva 18 paneles solares de última generación. Un pequeño huerto bajo cubierta dotado de iluminación artificial…y dos gallinas.

El objetivo del proyecto de Roma Ocean World es el de demostrar que la tecnología humana puede convivir en armonía con la naturaleza

 El Skipper Matteo Micelil tiene como objetivo es dar la vuelta al mundo durante casi 27 mil millas náuticas, sólo sin ayuda y sin establecer el ancla en ningun puerto, con la intencion de asegurar la autosuficiencia total en términos de energía, agua y alimentos.

Roma Ocean World

El objetivo de la Roma Ocean World es el de demostrar que la tecnología humana puede convivir en armonía con la naturaleza. El ECO40 es un mundo en miniatura que se ha confiado a un marinero experimentado. El ECO40 que está equipado con herramientas y dispositivos diseñados en colaboración con la Universidad de Sapienza, también funcionará como un laboratorio flotante para estudiar las olas del viento océanico, el análisis de las condiciones meteorológicas y oceanográficas y verificar el rendimiento de la embarcación a traves del tiempo.

El proyecto Roma Ocean World, el cual es patrocinado por la Universidad de La Sapienza y la Regione Lazio, pretende batir tres récords del mundo: primera circunnavegación en solitario del mundo sin combustibles fósiles a bordo, primera circunnavegación en solitario del globo en autonomía energética completa y primera vuelta al mundo con un Class 40.

Para lograr estos objetivos, el ECO40 se ha desarrollado a partir de resina epoxi con la técnica de infusión al vacío, mientras que el mástil y el bauprés están hechas de fibra de carbono. La nave esta alimentada por una serie de paneles fotovoltaicos, dos generadores eólicos y dos de inmersión hidro-turbinas, transforman el movimiento del barco en electricidad. La energía que se produce a bordo se almacena en las baterías de litio y toda la iluminación se basa en LED. Por otra parte, la embarcación también está equipado con un motor 7KW para las maniobras de puerto.

Los sistemas de adquisición de datos y control de software fueron diseñados y desarrollados por los ingenieros de la Universidad de Sapienza, que también desarrolló el sistema para integrar las diversas fuentes de energía.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=MU193Jp1Vms[/youtube]

La alimentacion durante toda la duración de la Roma Ocean World para el navegante, esta proporcionada por un huerto iluminado artificialmente, orgánico que será regado por el agua del océano y fecundado por el compost a base de algas, alimentos y derroche físico producido por el navegante.

Peces y dos compañeros especiales – La Bionda y La Mora, dos gallinas que ya han navegado con Marco – proporcionarán todas las proteínas necesarias. Por primera vez, ningún combustible fósil se quema a bordo. De hecho, Matteo también utilizará dispositivos eléctricos – un horno, un microondas y un hervidor de agua – para cocinar

La Roma Ocean World navegará alrededor de tres cabos – Buena Esperanza, Lewin y Horn – circunnavegando con ello el Ártico.Después de cruzar el mar Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar, Matteo Miceli navegará hacia el sur hasta llegar a doblar y antes del Cabo de Buena Esperanza, y luego, después de cruzar el Océano Índico, Cabo Leewin y Cabo de Hornos, y finalmente volver al Mediterráneo en Riva di Trajano.

Después de 49 dias de navegación de la Roma Ocean World, el ECO40 sw encuentra cerca del Cabo de Buena Esperanza en Sudafrica y se dirige a la entrada del Oceano Indico

Dejar respuesta