Régates Royales, 2011 Panerai Trophy, Cannes. Finalizaron con gran exito las regatas

0
266

El ultimo y decisivo evento de las Régates Royales Trofeo 2011 Panerai, termino ayer en Cannes. Debido al viento sumamente ligero del este sobre la bahía de La Napoule, los organizadores no tuvieron otra opción que dar por terminada la regata y los tradicionales yates, tuvieron que volver a puerto. Nan, Moonbeam IV, Arcadia, Léonore and Shamrock V ganaron en sus respectivas clases.

” El festival de otoño ” termino sin viento y sin regatas. Después de las condiciones excepcionales meteorológicamente hablando, durante los dos primeros días, con los 68 yates clásicos luchando contra un viento del sudoeste de 20 nudos, llego la brisa durante los días siguientes, los dioses de viento no ayudaron a los regatistas para poder terminar ni siquiera la ceremonia de las Régates Royales. De todos modos la 33 edición fue todo un acontecimiento, los excepcionales eventos que lo acompañaron y una organización excelente por el Club de Yates de Cannes, ha tenido un enorme repercusión tanto de protagonistas como de publico asistente.

Después de cuatro mangas el Nan of Fife, fue el que subió el primer escalon del podio de los classic gaffers, el segundo lugar lo ocuparon los italianos Bona Fide, el diseño de Carlos Sibbick que ganó las dos últimas regatas en tiempo real y el bronce lo consiguió el Avel siempre constante ganando puntos.

En la división de Big Boats, Moonbeam IV, Moonbeam III y Mariquita estaban muy igualados en puntos; pero, gracias al triunfo en la última manga del Moonbeam IV, conseguía el liderazgo. Mariska y Cambria les siguen, a una distancia de dos puntos. El yate más grande que compite en el Régates Royales de Cannes, Elena de 55 metros de largo de proa y a popa, diseñada por Nathanaël Herreshoff, terminó séptimo lugar

Entre los nueve Clásicos, el Arcadia de 1968 anoto dos triunfos que la colocaron en el lugar más alto del podio seguido estrechamente del Sagitario (Sparkman y 1971 Stephens), el White Dolphin (Beltrami 1967) y Stella Polare, el ketch que representa la Marina italiana.

Nadie parece capaz de parar el Flying Forty de Graham Walker, Rowdy. Una vez más el barco británico es el ganador en Cannes en la clase  Marconi de más de 15 metros, la división con más barcos, nada menos que con diecisiete competidores. Con viento ligero o con brisa fuerte, el Nathanaël diseño de Herreshoff, gano tres mangas de cuatro. Sólo el Blue Peter podía haberse opuesto a esta supremacía, pero el barco de 1930, diseñado por Alfred Mylne, se tuvo que conformar con un segundo plano mientras que L’Oiseau de Feu, de 1937 de Camper & Nicholson consiguió el tercer lugar.

La actuación del Léonore en Cannes ha sido impresionante, el diseño de John Anker ganó las cuatro mangas en el Clásico Marconi, la división de menos de 15 metros, triunfo sobre el diseño de Nicholas Potter 1937 el “Cholita”.

Entre los de Spirit of Tradition, el recién llegado Lionheart de la gigantesca Clase J, no podía lograr batir al Shamrock V. A pesar de sus dos victorias, el yate diseñado por Burgess and Stephens en 1937 y botado el año pasado, era indudablemente más rápido sobre el agua cuando el viento tenia más de diez nudos; pero no podía adelantar al Shamrock V con viento ligero. El tercer lugar, de los 14 barcos de la Clase J, fue para “el pequeño”, Jessie el Tofinou diseñado por Joubert-Nivelt en 2005.

Esto ha sido todo en esta impresionante demostración de arte fuerza y táctica en Cannes, todo un acierto en organización aunque el caprichoso viento no acompaño en los últimos días.

Dejar respuesta