Regata Illes Balears Clàssics-Trofeo Ramón Peña. Se reunieron verdaderas joyas del diseño naval

0
431

La regata Illes Balears Classics es una de las tres competiciones deportivas de barcos Clásicos y de Época más importantes de España, está reconocida por la Real Asociación Nacional de Cruceros (RANC) y forma parte del circuito del Comité Internacional del Mediterráneo (CIM).
La edición de este año ha registrado una inscripción récord con 30 unidades, muchas de ellas verdaderas joyas del patrimonio naval.

La regata Illes Balears Clàssics-Trofeo Ramón Peña, dio comienzo el pasado viernes, en el Club de Mar Mallorca, este año la regata ha contado con la participación de 30 embarcaciones, entre ellas el velero Hispania, que fuera propiedad del Rey Alfonso XIII que ha competido por primera vez en Mallorca, la embarcación declarada Bien de Interés Cultural de Baleares en 2008, llego a Palma procedente de Murcia, donde recientemente ha participado en la Semana de Clásicos del Mar Menor.

Entre los inscritos se encuentran verdaderas joyas del diseño naval como el Avel, de 1896; el Pesa, de 1911; el Analia, de 1925; el Halloween, de 1926, o el Kelpie, de 1903. Y también algunos gigantes, tal es el caso del Creole, de 65 metros de eslora, o el Isla Ebusitana, un pailebote de 25 metros construido en 1856 por un carpintero de ribera mallorquín, Josep Coll, y que está considerado como el velero europeo más antiguo a flote.

En el ultimo dia de competición, el viento se hizo rogar y no llego hasta despues de las doce con una ligera brisa del sur de apenas cinco nudos ; por fin el Comite de Regatas dio la salida a las diferentes clases Época, Clásicos y Espíritu de Tradición.

A causa del poco viento se decidió por un recorrido costero corto, de 12,5 millas náuticas, hasta la Isla del Sec. Poco después, el viento rolo  al suroeste aumentando y  permitio terminar la regata con unas condiciones perfectas.


Se proclamó campeón en  la categoría de barcos de Época, El Pesa (1911), del armador J.Y. Roubinet, con aparejo de cangreja, en la que participan los veleros más antiguos de la flota, al dejar atras al lider Marigan (1898), propiedad de Tim Liesenhoff. El Kelpie (1903), de Pelham Olive, quedo en tercer lugar.
 En la clase Época Marconi, el Sonata (1937, uno de los veleros mejor restaurados de la flota), armado por Jordi Cabau, ganó la regata, superando en la general al The Blue Peter (1930). El ‘big boat’ irlandés Halloween (1926), de Mick Cotter, fue tercero.

El Emeraude (1975), revalidó el título que ya obtuvo en la edición del año pasado en la división de Clásicos. El Giraldilla (1963), el yawl de la Real Fundación Hispania, consiguió el subcampeonato, mientras que el ‘bronce’ fue para el JAS, el clase Dragón del año 1958 patroneado por Agustín Roldán.

La nueva división de Clásicos RI, creada por la Real Asociación Nacional de Cruceros (RANC) para  promover la actividad deportiva de barcos de serie con más de 25 años, tuvo por ganador al Gruñón, un North Wind de 38 pies fabricado en fibra en el año 1985, armado por Germán Fernández Fraga.

En la categoría Espíritu de Tradición, el ganador fue el Tichiy Don,(1981) embarcación construida siguiendo los planos de un diseño clásico y cuyo armador, Eugeny Panevin, es asiduo a las regatas de barcos antiguos que se celebran en España.

El comodoro del Club de Mar, máximo responsable de la organización, explica que la Illes Balears Clàssics es, en estos momentos, la regata de referencia de este puerto deportivo y espera seguir creciendo en futuras ediciones y alcanzar los 30 barcos que este año han tomado parte en el Trofeo Puig Vela Clásica.

Dejar respuesta