Protejamos los Espacios Marinos vulnerables

0
1512

dunas-de-somo-2

Conocer la riqueza natural del mar no es una una tarea de los que a el se dedican. Cualquier persona puede observar, al menos, una parte de su riqueza. El mar, timidamente, la muestra en la linea de marea, en la arena de la playa y en los roquedales costeros.Un simple paseo por la playa puede convertirse en una interesante aventura de observación ecológica. Sólo hay que saber dónde mirar, hay orillas rocosas, arenosas, pobladas y vírgenes, pero en todas ellas, por muy desérticas que parezcan se encuentran restos de la vida en el mar. En la arena, entre las rocas, en las redes al sol, podemos encontrar medusas, erizos, estrellas, cangrejos, una variada gama de conchas de moluscos, algas, racimos de huevos y como recordatorio de que el mar devuelve al hombre lo que arroja a él, objetos de la más variada procedencia..

alle-alle-mergulo-atlantico-ave-orden-charadriiformes-familia-alcidae-3

Los ecosistemas marinos cubren más del 70% de la superficie de la Tierra y mantienen aproximadamente el 90% de la biomasa del planeta, es decir, albergan más diversidad biológica que los ecosistemas terrestres y de agua dulce y son particularmente vulnerables a intervenciones de las actividades humanas -como la pesca de arrastre de fondo-, o a las fluctuaciones del ambiente que los circunda.. Ningún ecosistema terrestre es capaz de igualar la riqueza biológica de un arrecife coralino, ya no solo en número de especies, sino también en variedad y originalidad de estrategias de de supervivencia.

arrecife

Ejemplos de ecosistemas marinos vulnerables son los corales de aguas frías y corales de aguas tropicales, las praderas de algas, las lagunas costeras, los manglares, vertientes marinas, estuarios, pequeñas islas, plataformas continentales, hábitats de especies en peligro, zonas de desove y crianza, zonas de alimentación, montes submarinos y ventanas hidrotermales, entre muchos otros.
Los arrecifes coralinos, son ambientes excepcionalmente variados en hábitat donde se generan pequeños espacios de rompientes y aguas tranquilas y zonas de luces y sombras plenas de nutrientes. En ellos podemos encontrar representantes vivos de todos los grupos mas importantes, desde las algas y bacterias, pasando por invertebrados, reptiles, peces, hasta los grandes mamíferos.

zostera

Otro ecosistema submarino está constituido por las praderas de fanerógamas marinas: a diferencia de las algas, son plantas con flores que, tal como las hierbas terrestres se producen mediante flores y frutos. Se encuentran en aguas superficiales iluminadas por el sol, en profundidades que van de los 0,5 a los 6 o más metros, dependiendo de la transparencia de las aguas. Forman zonas oscuras en las aguas de poca profundidad detrás de barreras coralinas; o se ubican en las zonas de manglares, donde configuran el substrato ideal para el asentamiento de estas plantas.
Los habitantes de ese inmenso hábitat donde el agua es el medio de vida no difieren de los del resto de espacios ecológicos más que en sus formas externas. Es importante conservar y proteger estos recursos naturales, ya que ellos tienen un valor económico importante tanto como para el presente como para el futuro.

3703329915_eab91def2c_o

La restauración de ambientes afectados por la desidia humana, no puede garantizar la restitución total de las especies. La pérdida de biodiversidad es un hecho irreversible. Por ello, es necesario actuar de manera inmediata, integral y efectiva, protegiendo a las especies que por su alterada situación ecológica y/o poblacional resultan prioritarias, no solo por nosotros sino también por no destruir el futuro.

Dejar respuesta