Por fin, parece que se acaba con las redes de deriva en el Mediterraneo

0
762

Grupo Navega

Las redes de deriva son un tipo de arte de pesca utilizado para capturar distintas especies pelágicas. Durante los años 80 y principios de los 90, el uso de este tipo de red se hizo muy popular porque eran muy eficaces y exigían poca especialización para su utilización, al ser un arte de pesca pasivo.
Las redes de deriva están prohibidas porque atrapan grandes cantidades de pesca no deseada, llamada capturas accidentales, lo que pone en peligro a las poblaciones de peces migratorios, a las tortugas marinas y los cetáceos. Actualmente, existen más de 500 rederos faenando ilegalmente en el Mediterraneo; investigadores y grupos conservacionistas temen que las especies marinas corran un serio peligro de extinción.

Pero este mes tenemos buenas noticias: parece que el Mediterráneo está a punto de librarse de las mortíferas redes de deriva. Prohibidas en Europa desde enero de 2002, algunos países como Francia e Italia continuaron utilizándolas. Italia es el último reducto de Europa donde se emplea este arte de pesca ilegal, a veces camuflado bajo el nombre legal de “ferrettara”. Nuestros observadores han comprobado este año que el puerto italiano de Bagnara Calabra, que había entregado 250 km de redes ilegales en el mes de junio, continúa utilizando este arte, a pesar de que varias unidades se hayan convertido ya a palangre.

Grupo Navega

Ahora, Marruecos y Turquía se han comprometido también a prohibir su uso en 2011, con lo que ambos extremos del Mediterráneo serán un lugar más seguro para los animales marinos.

Oceana espera que el próximo año el Mediterráneo se convierta en un mar libre de las redes de deriva, y que los estados miembro hagan un esfuerzo real por hacer cumplir esta prohibición al tiempo que se ponen en marcha planes sostenibles de gestión pesquera.
Ahora, el siguiente paso sería reciclar todas estas toneladas de redes de deriva para evitar que acaben siendo vendidas a terceros países o quemadas y contaminando así el medio ambiente. Oceana espera seguir avanzando en este frente y compartiendo con todos los avances que logremos.

Fuente: Oceana

Dejar respuesta