Nemo 33, la piscina de uso deportivo mas profunda del mundo

0
924

¿Quieres bucear, si bucear, en el corazón de Europa? Pues ven a Bruselas, allí esta la piscina más profunda del mundo. Situada en la capital de Bélgica,  Nemo 33 es un conjunto deportivo de varias piscinas, la más profunda de 33 metros. El nombre del complejo viene de un homenaje a la obra de Julio Verne “20.000 leguas de viaje submarino”, y es que como ya habrás podido imaginar se tratan de unas instalaciones para el aprendizaje y la práctica de submarinismo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WNDTTGwrAfI[/youtube]

Su fundador John Beernaerts, ingeniero e instructor de buceo, pensó que sería mucho más práctico y cómodo poder aprender a bucear en una piscina de agua caliente, que en las frías y peligrosas aguas del Atlántico Norte. El agua de Nemo 33 está siempre a 30 grados y se calienta por medio de paneles solares, por lo que se puede bucear tanquilamente sin traje de neopreno y ademas no contiene ningún producto químico. Gracias al sistema automatizado de filtrado, el agua está siempre limpia y tibia y sólo contiene pocos minerales. Esto hace que sea beneficioso para la piel y … es también bebible.

Para llenarla se necesitan más de 2,5 millones de litros de agua. La iluminación de toda la piscina es tanto natural a través de los ventanales superiores de la zona de acceso como artificial, mediante una serie de focos en posición cenital, con temperatura de color de 4600°K, similar a la luz solar que iluminan el tanque central hasta la profundidad máxima de 33 m.

Nemo 33 es en realidad un edificio dentro de otro. En el interior está el corazón, un enorme foso de buceo multinivel que alcanza la insólita cota de 33 m de profundidad máxima, lo que la convierte, hoy por hoy, en la piscina más profunda del mundo. Los primeros 12 m del vaso están sobre el nivel de la superficie, lo que permite ver desde casi cualquier rincón del exterior lo que sucede en el interior del foso de buceo a través de 14 ventanas. Envolviéndolo completamente se encuentra el edificio de servicios, con vestuarios, cafetería, restaurante, aulas, etc.

Bucear en Nemo 33 es una experiencia completamente nueva e impresionante. Aunque algo lejos para el buceador medio español la piscina Nemo 33 resulta ser una opción muy interesante para realizar cursos de buceo, pruebas de equipo o prácticas en un ambiente absolutamente controlado, seguro y específicamente diseñado para el buceo, hay todo tipo de cursillos para aprender submarinismo o perfeccionar tu nivel.  .

 

Dejar respuesta