Mundial de Natación en Barcelona. En natacion sincronizada, la ronda premiliminar del dúo técnico, quedaron Rusia, China y España

0
142

1374087338419

Tal como estaba previsto, Rusia (97.0), China (94.8) y España (93.9) han sido, por este orden, las tres primeras clasificadas de la ronda premiliminar del dúo técnico, que se ha disputado esta mañana en la piscina del Palau Sant Jordi, y pelearán por las medallas en la final de esta tarde (19.00 horas).

Ucrania, cuarta en discordia, ha acabado muy lejos de las españolas, por lo que parece claro las tres selecciones que subirán al podio: las mismas que ayer sábado se repartieron las medallas en el solo técnico.

De las tres favoritas, España ha sido la primera en saltar al agua. Con Marga Crespí como ‘nueva pareja de baile’ de Ona Carbonell, las españolas han interpretado el ‘zapateao’ flamenco creado por Flora Albaicín, una de las coreografías que Carbonell y Andrea Fuentes utilizaron en el dúo que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres.

Expresivas y enérgicas, se les ha visto nadar muy cómodas en todo momento, pese a ser su debut como dúo en un gran competición. Sin embargo, han dejado de comandar la clasificación en cuanto las chinas han irrumpido en escena tras el ecuador del prueba.

Grupo Navega

En un ejercicio poderoso, con los sugerentes acordes de ‘Indian Image’ de fondo, las hermanas Tingting y Wenwen Jiang han superado la rutina de las españolas en 9 décimas.

Sin embargo, las chicas de Esther Jaumà se han mostrado convencidas de que la plata aun es posible. “La verdad es que nos hemos sentido muy cómodas. Hay que mejorar pequeñas cosas para la final, pero nos hemos sentido muy a gusto nadando”, ha destacado Crespí al final del ejercicio.

Pero si la plata ya está complicada, el oro sigue siendo una auténtica quimera, no solo para la pareja española sino también para el dúo asiático. Rusia, que actúo en el último grupo de la ronda matinal, volvió a demostrar que aun está uno o dos peldaños por encima del resto.

Grupo Navega

Da igual que Natalia Ischenko, su gran estrella, no participe en estos Mundiales. Svetlana Romashina, que ayer ganó con autoridad el oro en el solo técnico, y Svetlana Kolesnichenko bordaron un ejercicio vigoroso, de ejecución y coordinación prácticamente perfectas en su contagioso tributo musical a Micheal Jackson.

El público del Sant Jordi, de nuevo entregado con Ona y Crespí, no tuvo más remedio que reconocer la superioridad de la pareja rusa, que arrancó varios “¡ooohhh!” de exclamación de la grada y una sonora ovación al final de una exhibición teñida de oro.

Fuente: La Vanguardia

Dejar respuesta