Louis Vuitton Cup. ETNZ anota su primer punto contra el Luna Rossa con roturas y sustos

1
182

m5601_compo

En un día de mucho viento en la bahía de San Francisco, tanto el Emirates Team New Zealand como el Luna Rossa batallaron con problemas del material, cada uno de diferente manera. El problema del Luna Rossa le impidió continuar con el encuentro, mientras que los neozelandeses sufrieron también un problema serio pero pudieron terminar.

El Luna Rossa tuvo un problema con una de las orzas antes del encuentro que al final les pasó factura y no les dejó llegar más allá de la primera boya. El equipo había arreglado su orza y el sistema de subida la semana pasada.

“Una parte del sistema de subida de las orzas hecha de composite se rompió,” dijo el patrón del Luna Rossa, Max Sirena. “Hemos trabajado un poco con la orza para mejorar la parte aérea. Hemos cortado parte de la orza y del sistema de ele

vado y hemos movido todos los herrajes de la tabla. Hemos navegado cinco días con eso y hoy se rompió. Por suerte se rompió durante el través y no en una trasluchada, si no, hubiéramos clavado la proa.”

El Emirates Team New Zealand llevaba una ventaja de 7 segundos en la primera boya y continuó navegando tras la retirada del Luna Rossa. Después, sin embargo, los neozelandeses clavaron la proa en la tercera boya.

El Aotearoa, el AC72 del equipo, se subió a las hidroalas al tomar la boya cuando entró una racha y la proa del casco de babor (izquierda) se clavó en el agua lo que freno el barco de una velocidad de 40 nudos a 13 y lanzó dos tripulantes Rob Waddell y Chris Ward, por la borda. Ninguno de los dos grinders sufrió daño alguno y el barco de apoyo del equipo los recogió, pero la tripulación se quedó temblando del susto.

“En este tipo de encuentros los barcos tienen una potencia increíble. Puedes ver lo rápido que van, como cohetes, cuando caen tras tomar la boya de barlovento,” dijo el patrón, Dean Barker. “Llegamos con buen viento. Siempre íbamos a recibir más viento tras tomar la boya, así que estoy seguro de que podríamos haber hecho un par de cosas mucho mejor de lo que lo hicimos.”

“Estamos agradecidos de que los chicos estén bien. Todos nos hemos llevado un susto, pero esto es una regata y este tipo de competición es difícil,” dijo Barker.

El grinder Chris McAsey describe su experiencia:

“Estoy en el pedestal de proa agarrándome como si me fuera la vida en ello,” McAsey. “Fui el segundo en estar bajo el agua, el primero fue Jeremy Lomas delante de mí. Me estaba agarrando lo más fuerte que podía. Todo estaba confuso, todo agua, y sales y ves partes de carbono rotas y que faltan dos tripulantes. Desde ese momento se trató de compensar la pérdida de los dos que se cayeron.”

“Ha sido un día interesante,” dijo McAsey. “He pasado mucho tiempo preguntándome como podría haber sido el día. Estábamos preparados para comenzar la Final de la Louis Vuitton Cup y no ha sido nada como lo que esperábamos.”

Con un viento que sobrepasaba el límite de los 19,3 nudos, el comité de regatas aplazó el segundo encuentro hasta mañana. La salida tendrá lugar a la 1:10 hora local (GMT-7). El siguiente encuentro tendrá lugar a continuación, a las 2:10 pm.

Antes de que comenzase la Final de la Louis Vuitton Cup, el ORACLE TEAM USA llevó a cabo un encuentro de entrenamiento con sus dos AC72. El patrón Jimmy Spithill ganó el encuentro a Ben Ainslie por 33 segundos.

“Tenemos un gran equipo de regatas. Podemos poner dos equipos competitivos en el agua, lo que es una gran ventaja para nosotros,” dijo Spithill. “Eso ha sido una parte fundamental de nuestra campaña, entrenar con dos barcos. Para hacer eso necesitas mucho apoyo del equipo de tierra, de los diseñadores y de los ingenieros. Ben y yo nos empujamos mutuamente mucho y pensamos que nos ayuda a prepararnos para la America´s Cup.”

1 Comentario

  1. […] En un día de mucho viento en la bahía de San Francisco, tanto el Emirates Team New Zealand como el Luna Rossa batallaron con problemas del material, cada uno de diferente manera. El problema del Lu…  […]

Dejar respuesta