Los cuatro primeros modelos de AC45 se ponen a prueba en Auckland

    0
    215

    [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=y_lDXQVcRaE&feature=player_embedded[/youtube]

    Los cuatro primeros AC45 salieron ayer a navegar juntos por el Golfo de Hauraki, en Auckland. El equipo Artemis Racing, dos embarcaciones del Oracle y una de la America’s Cup Race Management (ACRM) volaron sobre las aguas sin ningún esfuerzo, sin que hubiera ningún rumbo establecido, permitiendo que las tripulaciones empezaran a descubrir todo el potencial de estas embarcaciones de última generación. Sin embargo, tan pronto como los cuatro catamaranes se situaron en paralelo, empezó la competición. Con una brisa de 10-15 nudos los barcos alcanzaron una velocidad media de 20 nudos, a veces casi rozándose, a un par de metros uno de otro. “Todos los participantes son competitivos, todos intentaban ir más rápido”, ha comentado el skipper del equipo Oracle, Jimmy Spithill, “creo que veremos mucho más de esto durante la estancia en Auckland, tal vez saldremos todos juntos una vez a la semana. Todavía hay mucho que aprender acerca de estas embarcaciones.”

    ac45_flying_together

    Para Spithill el cambio del modelo de embarcación para la 34 America’s Cup no puede ser más positivo: “Lo que hemos aprendido hoy es que tomamos la decisión correcta, ha sido increíble, muy gratificante” y “si es así con cuatro barcos, imagina lo que será con una flota más grande. Y además imagina cómo puede llegar a ser cuando naveguen los AC72” en referencia al modelo de diseño revolucionario y más de 21 metros de eslora que cambiará el futuro de la vela de alta competición a partir del 2013.

    Una de las lecciones aprendidas en cuanto al rendimiento de los AC45, especialmente cuando se navega con vientos de proa, es que los barcos rinden más cuando navegan más planos, pero nunca cuando los dos patines están sobre el agua, sino que es mejor que el patín de barlovento se levante medio metro por encima de la superficie. Según Terry Hutchinson, del equipo Artemis, “el casco de barlovento no debe estar demasiado bajo o demasiado alto, conseguir el equilibrio entre una posición y otra es muy difícil, pero puedes ganar mucho si lo consigues. Ahora estamos sólo al principio de lo que necesitamos aprender sobre la navegación de estos interesantes catamaranes. Hoy hemos visto grandes diferencias según el tamaño de vela de proa, por ejemplo.”

    ac45_auraki_gulf

    El Artemis navegó con una vela de proa más grande que el resto. Según el equipo, parece que esto funcionó a su favor al inicio de la sesión cuando la brisa era ligera, pero no más tarde, cuando el viento aumentó.

    Morgan Trubovich que ha participado en la regata Extreme 40 ha comentado que la evolución que suponen los AC45 respecto a la navegación anterior es mayor de lo que esperaba “se puede conseguir mucho de ellos sólo con perfeccionar el manejo del sistema de maniobras. También hay grandes diferencias en la forma en que los equipos están haciendo las cosas. Esto es nuevo para todos”

    ac45_auckland

    Dejar respuesta