Los 28 mejores destinos españoles de buceo según las Estaciones Náuticas. Roses

0
725

¿Te imaginas unas vacaciones en las que puedas realizar todo tipo de actividades náuticas y además disfrutar de la naturaleza, ofertas de alojamiento y turismo recreativo del entorno?

Pues así es como se definen las Estaciones Náuticas, creadas como un espacio turístico y recreativo que os permitirá disfrutar de unas vacaciones activas en más de 28 de los mejores destinos del litoral nacional.

Hoy queremos empezar una serie de editoriales que nos descubrirán los mejores destinos de buceo en España de la mano de la Asociación Española de Estaciones Náuticas. Con una periodicidad bimensual, os iremos descubriendo los espacios naturales más atractivos para sumergirse y practicar el submarinismo.

Para comenzar, os ofrecemos los enclaves más espectaculares dentro de la Estación Nautica de Roses – Cap de Creus.

Espectacular Cap de Creus

La península del Cap de Creus es la punta más oriental de la Península Ibérica, el escenario donde los Pirineos se precipitan abruptamente en el Mediterráneo, adentrándose unos 10 km en el mar con respecto a la línea general del litoral catalán. El Parque Natural del Cap de Creus, creado en 1998, es el primer parque natural marítimo te- rrestre de Cataluña, y abarca una superficie total de 13.843 hectáreas, de las que 3.064 corresponden a la zona marina (que cuenta con diferentes grados de protección).

La geología del Cap de Creus es única a nivel mundial, con un extraordinario valor paisajístico capaz de asombrar al visitan- te, que a menudo se ve acompañado por la presencia del viento del norte, la popular tramontana. Tradicionalmente esta costa se divide en dos sectores: el tramo desde Roses a la punta del Cap de Creus (Mar d’Avall) y el que se extiende desde la pun- ta del Cap de Creus al Port de la Selva (conocido como Mar d’Amunt).

Navegar por estas aguas es todo un privilegio. El litoral despliega una atractiva sucesión de calas, bahías, acantilados ro- cosos, puntas, islotes y escollos. Bajo la superficie, la poca contaminación de las aguas y la compleja geología submarina favorecen la existencia de un gran número de hábitats diferentes. La consecuencia es una elevada biodiversidad, donde destacan los fondos coralígenos y las praderas de fanerógamas marinas.

En sus paseos submarinos, el buceador descubre impresionantes taludes que caen verticales más allá de los -50 m de profundidad a muy poca distancia de la ori- lla, restos de barcos hundidos, misteriosas cuevas submarinas, etc. Los meros, el coral rojo, las gorgonias rojas, los boga- vantes y las langostas son algunas de las especies más llamativas de estas aguas. Las opciones para el buceo son muy va- riadas, con zonas adecuadas para todos los niveles, aunque abundan las inmersiones profundas o con presencia frecuente de corrientes, de manera que a veces pueden requerir algo más de experiencia. Entre los puntos de inmersión de la Mar d’Avall pueden mencionarse, por ejemplo, la Pun- ta Falconera, el Bau del Cap Trencat, la Cala Rustella, la Cala Montjoi, la Punta del Traire, el Gat, etc.

El Gat

Es uno de los puntos de buceo más atractivos de esta costa. Se trata de la punta más oriental del Cap Norfeu y recibe su nombre por la curiosa forma de una roca, que recuerda el aspecto de un gato tumbado sobre el agua. El fondo aquí presenta varias plataformas a profundidades moderadas, aptas para todo tipo de buceadores, junto a la que se desploman unas impresionantes

paredes submarinas que caen casi verticales desde los -20 m de profundidad hasta más allá de los -40 m en algunos sectores. La pared, tapizada de bellas gorgonias, muestra numerosas grietas con congrios, morenas y langostas. Y si se alza la mirada hacia el azul, no resulta raro descubrir pe- ces luna, bancos de espetones, etc.

Bau del Cap Trencat

Este arrecife forma una prolongación submarina de la geología del Cap Trencat. Los fondos, que permiten muchos recorridos diferentes, se sitúan entre los -4 y los -30 m de profundidad, aunque no muy lejos pueden superarse los -40 m. Uno de los atractivos de esta inmersión son las numerosas grutas y túneles submarinos que pueden visitarse sin dificultad, descubriendo así la rica fauna que se esconde en esos ambientes (brótolas, congrios, langostas, etc.).

Dejar respuesta