La Route des Princes. Los Multi50 se enfrentan a vientos ligeros y los MOD70, con una velocidad media de 30 nudos

0
151

Grupo Navega

La dirección de regata ha anunciado esta mañana a los Multi50 que la etapa entre Lisboa y Dublín-Dun Laoghaire pasará por Fastnet. Los nueve multicascos de la Route des Princes tendrán que rodear la célebre isla de Fastnet antes de dirigirse hacia la capital irlandesa.

Los Multi50, rodeados de una zona con escaso viento desde hace horas, se acercan en este momento al paso de Sein. Los MOD70, con una velocidad media de 30 nudos, atraparán a sus hermanos pequeños en poco tiempo. La flota se reunirá de nuevo en el Mar de Irlanda.

Mientras tanto, en Dun Laoghaire, a pesar de que nadie esperaba una llegada tan temprana de los multicascos, el Yacht Club National es un hervidero de actividad. Los irlandeses esperan impacientes la llegada de los nueve bólidos, prevista para el miércoles 19 hacia las 5 de la madrugada.

Grupo Navega

En el mar, la actividad tampoco cesa. Para unos (los Multi50), es como una larga sesión de gimnasio en los “winches”, para otros (los MOD70), un programa de lavadora sin centrifugar. “Estamos enfrentándonos al mar con el gennaker, es muy intenso, muy húmedo, es realmente como una lavadora”, así se expresaba Yann Guichard hoy a mediodía en la conexión teléfonica con el Edmond de Rotschild.

Con el Actual de Yves Le Blevec en cabeza, la flota de los Multi50 se enfrenta a vientos ligeros, buscando la mínima brisa, el mínimo cambio en la dirección del viento. “Parece que unas veces avanzamos y otras retrocedemos, está claro que tenemos que maniobrar mucho”, explicaba Erwan Le Roux, patrón de FenêtréA-Cardinal, que se sitúa a menos de una milla de su rival Actual.

Los MOD70 navegan reagrupados hacia el norte, con el Prince de Bretagne situado justo en medio de la flota. En pocas horas, el viento rolará hacia el noroeste, lo que les obligará a virar continuamente, haciendo bordos, durante un tramo de 260 millas hasta llegar cerca de Fastnet .

Grupo Navega

“El objetivo es quedarse al este de la depresión y así poder luego remontar hacia Fasnet, con un viento sostenido de unos 20 nudos. Después el viento será más débil. Tendremos una nueva salida en el Mar de Irlanda”, afirmaba Yann Guichard (Edmond de Rothschild) esta mañana.

En los Multi50, el Actual de Yves Le Blevec ha sido el primero en pasar el paso obligatorio occidental de Sein, seguido muy de cerca por el FenêtréA-Cardinale. Los dos barcos están en medio de un duelo sin compasión. Lalou Roucayrol, patrón del Arkéma- Région Aquitaine, no se va a quedar atrás en este duelo. Ahora navega hacia el noroeste, en dirección a la famosa “roca irlandesa” de Fastnet, impulsado por el viento del noreste.

En definitiva, el trayecto entre Lisboa y Dun Laoghaire se consolida como una etapa oceánica apasionante que pondrá en jaque a toda la flota. Los regatistas tendrán que aguantar el ritmo intenso todavía otras 36 horas más.

Dejar respuesta