La New York-Barcelona Transoceanic Sailing Record ya ha comenzado

0
183

ok-EFE

El New York – Barcelona Transoceanic Sailing Record ha comenzado hoy hacia las 14:33 hora local (20:33 hora española). Con la salida del IMOCA Open 60 Estrella Damm a las 14:33:18, seguido por el W Hotels a las 14:35:48, ha iniciado una nueva prueba oceánica que establecerá el primer récord de navegación a vela entre Nueva York y Barcelona. La salida desde Ambrose Light, a unas 25 millas al sur del puerto de Nueva York, se realizó con vientos de suroeste de 17 a 19 nudos. Los barcos se han lanzado a cubrir las aproximadamente 3.750 millas náuticas (6.945 km) que separan Nueva York de Barcelona con la intención de completar el recorrido en un plazo de entre 14 y 16 días.

El Estrella Damm, copatroneado por Alex Pella, Pepe Ribes y Stan Schreyer, y el W Hotels, con Pachi Rivero, Toño Piris y Peter B. Becker, han protagonizado una salida inaugural a las 11:00 hora local frente a la marina de North Cove, donde se encontraban desde su llegada a Nueva York, hace dos semanas. De allí han navegado a través de Lower Bay hacia el puente de Verrazzano y su punto de salida: el meridiano donde está situado Ambrose Light, que han cruzado hacia las 14:33 hora local, cuando los jueces del World Sailing Speed Record Council pusieron en marcha los cronómetros oficiales que medirán el tiempo de cada barco.

La mejora de las condiciones meteorológicas, con vientos de suroeste de entre 17-19 nudos, ha determinado la fecha de salida para obtener las mejores condiciones que permitan establecer el récord en el mejor tiempo posible. Según Marcel Van Triest, el meteorólogo oficial del New York-Barcelona Transoceanic Sailing Record, las condiciones son idóneas para que los barcos naveguen a muy alta velocidad durante las primeras horas. “Vientos del SO al SOO de 17 a 19 nudos han permitido a los dos IMOCA Open 60 salir muy rápido de Ambrose Light – comenta Van Triest – y la clave para las siguientes 48 a 60 horas será lograr mantenerse por delante del frente que se desplazará desde el continente americano hacia el Atlántico”.

El Estrella Damm y el W Hotels afrontan ahora un recorrido de unas 3.750 millas náuticas que prevén alcanzar en un periodo de entre 14 y 16 días, para llegar a una línea de llegada situada frente al W Hotels de Barcelona, entre el 22 y el 24 de abril.

“Tenemos mucho mar por delante y mucho espacio para navegar. Ojalá nos aguate este viento, tenemos un buen día de sol. A bordo estamos todos muy motivados y con muchas ganas de empezar esta travesía”, afirma Alex Pella, del Estrella Damm. “Trabajaremos en guardias de tres horas, de modo que cada tripulante estará tres horas de guardia, tres durmiendo y otras tres en stand by. Para cualquier cambio de velas, virada o trasluchada, estaremos todos despiertos y trabajando”, añade el norteamericano Stan Schreyer.

“Estamos muy contentos. Primero había mucha presión y ha sido un momento muy emocionante. Ahora que navegamos con viento franco y con un buen día, estamos ya más relajados”, dice Toño Piris, del W Hotels.

Este récord será homologado por el World Sailing Speed Record Council (WSSRC), organismo internacional dependiente de la International Sailing Federation (ISAF) que regula los récords de velocidad a vela en todo el mundo. El WSSRC entregará el certificado WSSR Performance Certificate a los tripulantes del barco que logre establecer el récord, quienes también se llevarán el Trofeo Príncipe de Asturias y Girona.

Dejar respuesta