La flota de la Volvo Ocean Race esta tarde entrara a los Doldrums

0
172

Volvo Ocean Race

Empezando la mañana el equipo español de la Volvo Ocean Race, MAPFRE preparaba su “asalto” al archipiélago de Cabo Verde, apostando finalmente por pasar entre islas, una opción que también ha seguido el danés “Vestas”.

Los de Martínez avanzan rápido en los Alisios. El jefe de guardia André Fonseca advierte: “En uno o dos días veremos los resultados de lo que estamos haciendo ahora”Ahora nos adentramos a las Calmas Ecuatoriales.


Los tripulantes de la Volvo Ocean Race dicen que es difícil explicar la complejidad del tiempo en esta parte del mundo. El aire es seco y caliente. No hay modelo informático o previsión meteorológica que funcione con exactitud. “Allí no se predice, se observa” dice Gonzalo Infante. Por eso todo podría cambiar en los Doldrums, o Calmas Ecuatoriales.

“Un calor horrible. Humedad. No hay sombra, tienes el sol encima. Desaparecen hasta los peces voladores. El aire se vuelve espeso”. Así describe Mark Cowell, miembro del equipo de televisión de Volvo Ocean Race y tripulante del Team Russia en la Volvo Ocean Race 2008-09, los Doldrums. Las Calmas Ecuatoriales en las que la flota está a punto de entrar, y que la mayoría de los regatistas aborrecen. “Puedes pasar de los cero a los 40 nudos en nada. Está completamente fuera de tu control. Los navegantes, que son unos ‘freakies’ del control, en los Doldrums se pueden echar a dormir tres días”, añade el inglés. 

Volvo Ocean Race

Esta zona del Océano Atlántico, hacia donde la flota de la Volvo Ocean Race se dirige ahora mismo en rumbo directo -Sur-, está situada entre el Trópico de Capricornio y el Ecuador. Allí convergen los Alisios del Norte y los del Sur, fénomeno que puede provocar la calma más absoluta -y desesperante- o la tormenta más inesperada. El gallego Roberto ‘Chuny’ Bermúdez, miembro de Abu Dhabi Ocean Racing, muestra el mismo apego que Cowell a los Doldrums: “En el Ecuador te puedes encontrar chubascos de 30 o 40 nudos, lloviendo, e incluso granizando, con mucho calor. Un cumulonimbo grande hace que baje la lluvia y el granizo de 30.000 pies. Te baja una columna de aire desde muy arriba y llega a granizar. Baja muy fría. Además estás sometido al sol, al agua salada, y no tienes ducha. Los que tienen la piel delicada lo pasan muy mal”. Y la navegación no es más fácil de sobrellevar. “60% cuestión de suerte”, dice el kiwi Will Oxley, navegante de Team Alvimedica, 

Volvo Ocean Race

Se espera que la flota de la Volvo Ocean Race alcance los 8 grados norte, puerta superior de entrada a los Doldrums, esta misma tarde. “Entonces tendrán entre 200 y 300 millas que cruzar, lo que, dependiendo del tiempo, les puede llevar entre 24 y 48 horas. Cruzarlos por el Este podría ser una buena opción, pues les situaría en un mejor ángulo al salir, para dirigirse a Fernando de Noronha”, explicaba esta mañana el Director de Meteorología Gonzalo Infante. De momento MAPFRE (4º) y Team Vestas Wind (5º) son los situados más al Este, mientras que Team Brunel (2º) y Abu Dhabi Ocean Racing (1º) se encuentran en el extremo Oeste de la flota. En la mencionada isla brasileña (Fernando de Noronha) se sitúa el próximo waypoint por el que todos están obligados a pasar. Después, la flota pondrá rumbo a Ciudad del Cabo, donde se encontrarán los 40 Rugientes, otro tramo complicado, pero por otra razón. Es la zona donde habitualmente se baten los récords de velocidad de la Volvo Ocean Race. Y esto sí que, a los tripulantes, les vuelve locos.

Dejar respuesta