Iker y Xabi siguen siendo el ejemplo a seguir en esta Barcelona World Race

0
165

cc20110219m490

Hace un par de semanas que la Barcelona World Race está siendo soporífera para los que seguimos esta regata.

Sin lugar a dudas, para los regatistas, esto tiene otra vara de medir y si alguno de los que vive la regata desde fuera estuviera a bordo de alguna de estas máquinas sin lugar a duda le importaría un pito lo que sintiera la afición.

Es como si el Barça-Madrid, Madrid-Barça fueran 0-0 y les valiera el empate para conseguir el objetivo. Por mucho que silbara la afición, el mareo de la pelota no cesaría.

Otro cantar tiene la organización del evento, en el caso de la Barcelona World Race, con esta regla de las “paradas técnicas“.

Esta regata oceánica está definida como la vuelta al mundo a vela a dos y sin escalas. Esta definición, pese a que sigue siendo fidedigna, ha dejado de tener significado, convirtiendo esta regata en una desilusión muy grande para el mundo de la vela oceánica.

Esa pureza del navegante oceánico, ese reto de conseguir dar la vuelta al mundo a vela  sin parar, se ha desmoronado en esta edición de la regata.

A estas alturas, todos sabemos que el Virbac-Paprec 3 es un barco que corre mucho más que el resto pero también sabemos que no es un buen barco. Y aún así,  va primero con cerca de 200 millas de ventaja respecto al segundo, después de haber parado en dos ocasiones (Brasil y Nueva Zelanda) con un total aproximado de 72 horas entre ambos puertos. Este barco ha estrujado la regla para ganar la Barcelona World Race pero si la tripulación lo consigue finalmente, lo habrán conseguido para su patrocinador y en el corazón de Loïck Peiron y Jean Pierre Dick siempre les quedará esa espinita clavada de no ser los ganadores “reales” de la regata, si alguno del resto de los equipos lo logra sin haber hecho parada alguna.

La organización de esta regata, ha pensado en los números y $$ (es normal…), sabiendo que sin esta regla, las probabilidades de éxito, hablando de número de barcos que llegaran a Barcelona después de circunvalar la tierra, serían muy pobres.

Personalmente, creo que ha día de hoy, los números están sorprendiendo a todos ya que los que tenían peor papeleta para llegar, ni tan siquiera al  Cabo de Buena Esperanza, como Forum Maritim Catalá y  We Are Water (al Central Lechera Asturiana no lo incluyo ya que ya ha utilizado la regla de la “parada técnica”), siguen en regata y peleando.

Apoyo y valoro (y creo muchos estarán conmigo) la decisión de Iker y Xabi, Xabi e Iker de no parar en Nueva Zelanda y de luchar por llegar sin ayuda externa. Esa ilusión de que nos habla la tripulación vasca es el verdadero espíritu de la regata y del regatista oceánico. Espero que cunda de ejemplo y que el magnetismo de tener el puerto cercano, no atraiga a muchas tripulaciones.

Si están en esta regata es para conseguir algo verdaderamente grande y ellos lo saben. Si se quedan por el camino, lo habrán intentado y eso es muy grande.

Solo dejaros con lo que en estos momentos, sería la verdadera clasificación de la regata:

1º Maphre

2º Estrella Damm

3º Gruoupe Bel (aunque va a parar en Wellington y si lo hace, caerá de esta clasificación de honor)

4º Renault Z.E.

5º Neutrógena

6º Mirabaud

7º Hugo Boss

8ª GAes

9º Forum

10º We Are Water

¿Vosotros que pensáis?

Dejar respuesta