Finalizó la Cumbre de Copenhague sin pena ni gloria

0
222

1778558-2417516

La Cumbre de Copenhague se queda en una declaración de intenciones. La lucha contra el calentamiento global ha sufrido una derrota al no obtener uno de los principales objetivos, que fuera legalmente vinculante.

Desde el punto de vista científico, el acuerdo es un fracaso, y tres cuartos de lo mismo pasa desde un punto de vista político; el acuerdo no ha aportado ninguna realidad y los líderes políticos no han tomado ninguna decisión importante, se critica que los países más contaminantes (EE UU y China) no se hayan puesto de acuerdo en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
La renuncia a firmar un tratado jurídicamente vinculante para el año 2010 es un golpe importante, especialmente para las poblaciones más vulnerables. La Organización Mundial de la Salud estima que 150 mil personas mueren cada día debido al cambio climático. Cada minuto de demora, cuesta una nueva vida.
“Hemos cerrado el acuerdo. No ha sido todo lo que esperábamos, pero es un inicio esencial”, ha declarado el secretario general de Naciones Unidas en la clausura de la cumbre. El acuerdo de Copenhague reconoce el trabajo científico, y señala que es necesario un calentamiento global inferior a 2ºC para evitar los peores efectos del cambio climatico; pero no se dispuso como conseguirlo.

A pesar de meses de preparativos y una agotadora diplomacia internacional, las conversaciones fracasaron por la incapacidad de los dos principales emisores del mundo, Estados Unidos y China, en ponerse de acuerdo en fijar objetivos y evitar que los países más pobres cuenten con los recursos necesarios para combatir sus efectos.

Habría sido un fracaso si no hubiéramos conseguido nada. Pero conseguimos algo. Un primer paso. Fue la primera vez que celebramos un proceso en el que todos los países estaban presentes, incluidos los grandes emisores, ¡tendremos que conformarnos!….no nos queda otra opción ¿o si?

Dejar respuesta