Ernesto Bertarelli desvela su desilusión por Valencia

0
157

SPAIN AMERICA S CUP SAILING

Ernesto Bertarelli reconoce que se equivocó en la elección del CNV como “Challenger of record” porque con esa decisión empezó a truncarse la 33ª edición – “Prefiero decir que ésta va a ser diferente, a que va a ser peor”, sostiene. (Y es que cuando los políticos meten mano en lo que no entienden acaban por cagarla siempre y esto fue un complot entre Rita Barberá, Francisco Camps y Bertarelli en el que se inventaron un club náutico que solo existía en su imaginación).

Ernesto Bertarelli se arrepiente de haber elegido al Club Náutico Español como “Challenger of record”. Ahora comprueba que, aquella decisión, dió al traste con todos los avances y éxitos logrados en la 32ª edición. “Era imposible pensar que el CNV no existía”, sostiene el propietario del equipo suizo. “No es que me sienta engañado porque nadie me prometió nada, pero todo hacía indicar que, en España y con un equipo español como Challenger , la competición sería más fuerte”, afirma con nostalgia. “Era imposible pensar que ese club no existía, con veinte mil personas llevando una bandera del verde del Desafío, después sólo yo lo defendía. Sólo yo”, reafirma. “Me equivoqué”, reconoce ahora con amargura. Eso sí, insiste en que él no escogió este final.
Y es que, el magnate suizo sabe que, con tanto embrollo legal, la competición que él ansiaba modernizar ha dado un paso atrás. “La 33ª no estará al nivel de la 32ª, es obvio. Aquella fue en julio, ésta en febrero; en aquella compitieron doce equipos y ahora sólo dos; la situación económica y financiera es diferente… Prefiero decir que la 33 va a ser diferente, a que va a ser peor”, reflexiona, aunque deportivamente cree que esta regata puede ser “histórica”. “A los jóvenes les gusta la velocidad y esta Copa será rapidísima. Van a navegar los dos barcos más rápidos del mundo. Son bólidos, auténticos formula uno. Con los barcos de clase cinco -con los que navegó en 2007- todo el mundo se preguntaba si eran los barcos más rápidos del mundo, ahora sí lo son”, apunta. “Estos barcos dejarán huella”, aventura. ¿Favorito?, para el suizo habrá que esperar. “Los dos barcos están muy cerca y el verdaderamente el potencial no se ve hasta que llega la primera regata”, anuncia.

Si pierdo no iré a los tribunales
Bertarelli se considera, ante todo, un deportista y por eso anuncia que, si pierde la Copa del América, dará por zanjada la edición y no impugnará el resultado. “Cuando dos compiten, uno gana y otro pierde. Para mí lo único que cuenta es lo que pasa en el agua. Ésta es mi la tercera Copa del América, he ganado dos y vuelvo a tener las mismas posibilidades que antes: ganar o perder. Es un deporte. Todo lo demás no me importa; al final tenemos una regata, que es lo que yo quiero. No me interesan las acciones jurídicas; no concibo una victoria en los tribunales, no está en mi genética deportiva. Si pierdo, pues pierdo y fin, así es el deporte”, explica en toda una crítica hacia la actitud adoptada por BMW-Oracle. “No entiendo a Rusell Coutts. Ahora es el jefe de BMW Oracle y no actua de deportista. Él va en otro barco con el café caliente esperando; yo navego con más de 15 nudos y más de un metro de ola y eso es muy peligroso. Si Russell y Larry quieren hablar de cómo se llevan estos barcos deben ir en ellos porque yo voy en el barco. cuando digo quince nudos es porque voy en el barco y sé de lo que hablo, no quiero morir”, alerta.

Dejar respuesta