Entrenamientos libres en la America´s Cup World Series Nápoles. Probando lo improbable

0
139

“¡Nunca es así aquí!”

Es una frase que se oye a menudo en regatas de todo el mundo y que se ha convertido en un cliché popular entre regatistas.

Y es la frase que se ha estado repitiendo en los pantalanes de Nápoles. Los chubascos dieron paso a una llovizna vespertina. Los fuertes vientos que estaban en el parte de la tarde nunca llegaron. Así que las pruebas de entrenamiento se llevaron a cabo en condiciones de poco viento y de dirección muy inestable, al contrario que los vientos térmicos moderados que hemos estado viendo durante toda la semana.

El Comité de Regatas montó algunos encuentros de match race cortos antes de las dos pruebas de flota. No se han anotado las clasificaciones ya que los barcos aún no han sido igualados en peso (algunos equipos tenían invitados, otros, no), así que hubiera sido complicado sacar conclusiones de los resultados de todos modos. Pero ha sido la primera oportunidad para los equipos de salir a navegar dentro de los límites del campo de regatas y comprobar los sistemas electrónicos.

“Todavía estamos aprendiendo mucho,” dijo el timonel del Luna Rossa Chris Draper. “Es nuestro primer día con límites y árbitros, así que ha sido una buena prueba para nosotros.”

Y mientras que Draper navegó en las regatas de la AC World Series con el Team Korea, para Nathan Outteridge, el hombre que le remplaza al timón del Team Korea, hoy ha sido la culminación de un día de aprendizaje sobre cómo navegar en los AC45.

Outteridge dice que la clave para tener una transición sin incidentes en la clase ha sido el trabajo de sus compañeros de equipo.

“Los chicos saben lo que están haciendo en el barco,” dijo. “Han repasado todos los procedimientos sobre cómo hacemos las maniobras. No hemos tenido ningún incidente aún. La mayoría del tiempo ha ido todo muy bien y los chichos han sacado el trabajo adelante cuando ha hecho falta.”

El equipo ha tenido resultados mixtos en el campo de regatas hoy según Outteridge, lo que refuerza la idea de lo rápido que puede cambiar la suerte en una flota del nivel de ésta.

“Creo que terminamos cuartos en la primera prueba y en la segunda íbamos cuartos de nuevo en la última boya, pero la flota nos alcanzó con más viento y terminamos encajonados y octavos. Es increíble qué rápido puede cambiar todo,” dijo.

Pero a pesar de las condiciones complicadas de la bahía de Nápoles, dice que está disfrutando mucho de navegar aquí.

“Me gusta mucho el sitio. Hemos tenido buen viento en los últimos días. Hoy ha sido un poco diferente, pero creo que será una gran sede, con las pruebas tan cerca de tierra. Y si el viento se mantiene, va a ser muy emocionante y eso es lo que estamos buscando.”

Draper estaba de acuerdo: “Hoy no ha sido un día normal en cuanto a las condiciones. Lo que vimos ayer, con el viento térmico moderado, es más típico. Pero parece que vamos a tener de todo esta semana.”

Pero, por supuesto, nunca es así aquí.

Dejar respuesta