Entrega de premios por el Principe de Asturias, de la Barcelona World Race

0
624

BWR

En el Gran Teatro del Liceo, ayer tarde S.A.R. el Príncipe de Asturias y Girona ha presidido la ceremonia de entrega de trofeos y clausura de la segunda edición de la Barcelona World Race, en la que resultaron vencedores los franceses Jean-Pierre Dick y Loïck Peyron a bordo del Virbac-Paprec 3 al cubrir las 25.200 millas náuticas del recorrido en 93 días, 22 horas, 20 minutos y 36 segundos. Segundos han sido los vascos Iker Martínez y Xabi Fernández (MAPFRE), que emplearon 94 días, 21 horas, 17 minutos y 35 segundos, y terceros, los cántabros Pachi Rivero y Toño Piris (Renault Z.E.), con un registro de 97 días, 18 horas, 47 minutos y 36 segundos.

El Príncipe Don Felipe de Borbón ha felicitado a todos los participantes, ganadores o no, “porque ésta es una prueba singular en la que se funden deporte y aventura extrema y en la que se requiere ser de una pasta especial, física y mentalmente”. El Príncipe de Asturias y Girona, que entregó personalmente los trofeos a los tres primeros clasificados, agradeció también a la Fundació Navegació Oceànica Barcelona por “concebir, promover y organizar esta magnífica competición de vela oceánica que abre una ventana a la superación y el esfuerzo hasta límites titánicos”.

BWR

Los asistentes han podido apreciar la dureza de esta vuelta al mundo a dos con salida y llegada en Barcelona, y las dificultades a las que han tenido que enfrentarse los 28 regatistas que tomaron la salida el pasado 31 de diciembre. Todos ellos han recibido el trofeo La Vela de la Barcelona World Race, después de una proyección de las imágenes más significativas de su participación en la regata.

Los únicos ausentes, Jaume Mumbrú y Cali Sanmartí, aún en regata, han enviado un mensaje a todos los presentes desde el We Are Water, en aguas del Atlántico y de camino a Barcelona.

BWR

Antes de concluir, Su Alteza Real destacó la adaptación de la regata a “las exigencias del mundo globalizado y de la realidad virtual, con el uso de los últimos instrumentos y tecnologías de la comunicación para el seguimiento de las embarcaciones, con sistemas on-line, y sin olvidar tampoco la intensa utilización de las redes sociales”.

Dejar respuesta