El tiempo toma protagonismo absoluto en la 33 America´s Cup

0
186

alinghi-entre-nubes

Con muy pocos días por delante para la celebración del America´s Cup Match, el entrenamiento es algo clave; sin embargo, durante los próximos días en Valencia, parece como si los dioses de la meteorología tuvieran otros planes para el Defensor. Alinghi.com comprobó con Jon Bilger, del equipo meteorológico, la predicción de lo que está por venir.

“Esta semana esperamos vientos muy fuertes del noreste, que durarán posiblemente tres o cuatro días, por lo que es poco probable que podamos salir a entrenar. Es una pena, pero qué se puede esperar en ésta época del año… Valencia es un sitio interesante para acoger una America´s Cup en febrero.”

El viento del noreste significa a menudo un oleaje que puede tener un efecto más prolongado que el viento en el programa de entrenamientos. “El oleaje va a ir en aumento constantemente a lo largo de ese período de tres días; es probable que se calme, un día más tarde de que el viento amaine, por lo que podríamos estar hablando de mediados de la próxima semana antes de que podamos volver a salir a navegar”, decía Bilger.

El Anuncio de Regata de la 33ª America´s Cup deja muy claro que se necesita una ventana meteorológica con una velocidad máxima del viento de 15 nudos a 60 metros de altura sobre el agua, así como una altura máxima de las olas de un metro. Aquí lo más importante es la seguridad, Alinghi 5 tiene un margen meteorológico muy específico, dentro del cual resulta seguro navegar tanto para el barco como para la tripulación.

“Estos barcos son tremendamente potentes y levantan un casco con un viento de entre 8 a 10 nudos, por lo que, con 15 nudos, la tripulación trata de quitarle toda la potencia que puede al barco; las cargas y tensiones en estos multicascos son horribles”, afirma Bilger. En comparación, durante la última Copa, cinco nudos eran un margen de variación razonable en la velocidad del viento; pero en estos barcos, dos o tres nudos de diferencia en el viento es algo crítico; estos barcos son incluso más sensibles a la meteorología”.

¿La previsión a largo plazo para la Copa en lo que se refiere a la meteorología? En Europa y en invierno, pasan muchas altas y bajas presiones y, cuando toca una baja presión (borrasca), suele hacer demasiado viento, sobre todo en el Mediterráneo, que es muy abierto. Jack Katzfey, meteorólogo del equipo, nos lo explica: “La cuestión es pillar esos vientos antes de que no sean demasiado fuertes porque haya una baja presión por la zona, ni demasiado débiles, cuando lo que hay es un gran anticiclón. La mayor parte de las veces, hace demasiado frío como para que pueda haber térmicas que ayuden, por lo que tienes que tratar de encontrar esas pequeñas ventanas meteorológicas, en las que las condiciones de viento sean válidas para la navegación; ni demasiado fuerte ni demasiado flojo”.

Info: Alinghi Team

Foto: George Johns / Alinghi

Dejar respuesta