El Team Telefónica gana el simulacro de etapa de la Volvo Ocean Race

0
109

Todas las tripulaciones ya han terminado el simulacro de etapa y todos con el mismo discurso <<Esto no es una regata y hay pocas conclusiones que sacar>> pero nadie, salvo el Abu Dhabi Racing, ha tirado la toalla y se lo han tomado muy, muy en serio.

Ahora es tiempo de seguir trabajando en tierra y salir a probar lo que sea preciso perfilar.

Desde la organización nos envían esta crónica de lo que destacamos:

El Telefónica cruzaba la línea de llegada en Alicante a las 7:45h de esta mañana, tras 40 horas, 45 minutos y 24 segundos de regata de calificación.

 Una “victoria” que hay que tomar en su justa medida, como reconocía al llegar a tierra el patrón Iker Martínez: “No era ninguna regata y no podemos sacar ninguna conclusión. Lo único, que cuando los barcos han estado juntos, todos andan muy, muy parecidos, y eso hará que esta edición sea muy, muy difícil. En realidad no hemos regateado, porque puedes perder o ganar más en una de las pruebas de seguridad que hemos realizado que en toda una regata”.

De cara a la clasificación de esta batalla con bala de fogueo, el punto de inflexión estuvo en el paso por Ibiza a la vuelta desde Palma de Mallorca. En ese punto, la flota se dividió en dos grupos, norte y sur. Los tres barcos que optaron por la ruta sur son los que han llegado antes a Alicante: Telefónica, PUMA y Sanya, por ese orden. Según confiesa Iker Martínez: “Los partes eran horribles, con nada de viento en ningún lado, y como vimos parados a los que iban por delante, decidimos ir por el medio, donde había un poco más de presión; más suerte que otra cosa”.

Anoche, la tripulación del Abu Dhabi Ocean Racing optaba por encender el motor de su Azzam, por lo que oficialmente no completará el recorrido.

Las lecciones de esta regata

El objetivo de esta regata de calificación era, según el director de regata Jack Lloyd, ensayar varios procedimientos de seguridad y comunicación antes de que comience la Volvo Ocean Race 2011-12. En opinión de Iker Martínez, el objetivo se ha cumplido: “La prueba del hombre al agua nos salió muy bien, a la primera. En la del timón de emergencia aprendimos cómo no se debe hacer, ya que la habíamos ensayado de ceñida en Sanxenxo sin problemas, y aquí lo intentamos de popa y no pudimos. Haber aprendido esta lección en regata hubiera sido un problema”.

Pepe Ribes, capitán del barco de Telefónica, destaca también los beneficios de esta prueba a nivel deportivo: “Ha sido muy interesante navegar cerca de otros barcos. Hemos tenido ceñida hasta Palma, después un poco de popa y más tarde hemos pasado por dos transiciones. Ha habido muchos cambios de posiciones y hemos podido ver diferentes velas de los otros equipos. Es muy difícil decir cómo nos hemos visto respecto a los otros barcos, ya que las condiciones eran muy cambiantes y no se pueden sacar muchas conclusiones, pero por lo menos estamos igual que ellos”.

Dejar respuesta