El Team Telefónica afronta sus últimas horas antes de la Volvo Ocean Race con nerviosismo

0
119

El ritmo no cesa en la base del Team Telefónica y es que a menos de 48 horas para que la flota escuche el bocinazo de salida de la vuelta al mundo, Iker Martínez, patrón del “Telefónica”, admitía que “estamos todos un poco nerviosos y queremos salir a navegar”.

Durante la jornada de hoy el equipo español daba las últimas pinceladas a un proyecto que se ha forjado durante más de dos años y es que tal y como explicaba el bimedallista olímpico: “Lo que más nos apetece de esta primera etapa es poder empezar la regata. Llevamos mucho tiempo preparando todo esto y aunque obviamente nos gusta toda la etapa de diseño, de construcción y de entrenamiento obviamente lo hacemos para competir. Lo que está por llegar es lo que de verdad a nosotros más nos gusta y lo que todo el mundo quiere ver: la eficacia de los barcos, el nivel de las tripulaciones y, básicamente, ver dónde estamos”.

Además, no se puede pasar por alto el que Iker Martínez afronta esta vuelta al mundo como único patrón del barco español, lo que para el vasco supone un extra responsabilidad al afirmar: “Tienes que mirar un poco más por el resto y tienes que pensar también en que los riesgos que se vayan a asumir no son riesgos que vayan a asumir tú sólo, sino que los va a asumir todo el mundo. Por lo tanto hay que tener más cuidado y hay que pensar que se va a reflejar en todos tanto el acierto como el error de la decisión que puedas llegar a tomar. Eso cambia las cosas, creo que por lo general te hace ser más prudente en muchos aspectos y, como todo en esta vida, hay que ir con un poco de humildad y aprendiendo porque al final esto es un oficio y hay que aprender a hacerlo y poquito a poco, con la gente que tenemos alrededor que todos son grandes profesionales, pues creo que es lo que ayuda mucho sobre todo a intentar no cometer errores graves”. Aún así, su experiencia previa como subcampeón de la Barcelona World Race es todo un aval.

Últimas decisiones

El Team Telefónica llega a la salida de la Volvo Ocean Race con los deberes hechos, aunque siempre hay cuestiones de última hora que tratar. Es el caso de las velas que se llevarán a bordo y es que la primera etapa de la vuelta al mundo promete todo tipo de condiciones meteorológicas por lo que las reuniones entre Iker Martínez, patrón, Andrew Cape, navegante, el equipo de velería liderado por el mallorquín Jordi Calafat, el meteorólogo y el resto de la tripulación son vitales.

“Para esta etapa lo que más me preocupa es la elección de las velas. Hoy por hoy es lo único en lo que hay que centrarse porque el barco, una vez pasa las mediciones, es lo que es; los apéndices son lo que son y la tripulación es la que es. Obviamente la única decisión que puede tomar hoy por hoy es si vas a llevar un poco más de comida o un poco menos y la que realmente es complicada es qué velas vas a utilizar y qué velas vas a llevar” aclaraba el patrón del equipo español, que a continuación añadía: “Con la restricción que hay para esta edición cambia mucho y ahora mismo echamos en falta alguna vela siempre a bordo y esto va a hacer que haya unas grandes diferencias. Por lo tanto, acertar con la vela adecuada es muy importante y si no lo haces vas a estar sufriendo toda la etapa”.

Sin apuestas claras

Ya falta menos para que se desvelen las grandes incógnitas de esta nueva vuelta al mundo y es que a menos de 48 horas de que llegue la hora de la verdad, muy pocos se atreven a hablar alto y claro de favoritos o de posibles vencedores. Una vez más, Iker Martínez quiso destacar la igualdad con la que llegan los equipos a la línea de salida: “Me sorprendería que realmente haya un barco que sea muy superior a los demás, me sorprendería que algún equipo consiga estar muy por encima del resto. Creo que la cosa va a estar bastante igualada, creo que en unas condiciones unos y en otras condiciones otros cada barco va a tener su momento y por lo tanto me sorprendería que no hubiese cierta igualdad entre cuatro o cinco equipos”.

Hablar de los rivales no siempre resulta fácil, pero lo cierto es que Iker Martínez tiene muy claras cuáles son las virtudes del resto de equipos. Si “Groupama” es la voz de la experiencia oceánica, para el vasco el “Abu Dhabi” supone toda una revolución en la Volvo Ocean Race mientras que el “Puma” es el heredero del espíritu del “Ericsson 4”. El “Camper with Emirates Team New Zealand” se convierte, para el campeón olímpico, en un equipo con gran potencial y el “Team Sanya” es, ante todo, un equipo que “dará mucho que hablar”.

Dejar respuesta