El maxi Alfa Romeo gana la Sydney Hobart en tiempo real

    0
    294

    sydney-hobart-2009-alfa-romeo

    El “Alfa Romeo” de Neville Crichton ha cumplido los pronósticos al cruzar la línea de llegada de Hobart en primera posición, convirtiéndose en ganador en tiempo real de la 65ª Rolex Sydney Hobart. El Maxi neozelandés ha invertido un tiempo de 57 horas, 2 minutos y 10 segundos en completar las 628 millas del recorrido, muy lejos del actual récord de la prueba, establecido por “Wild Oats XI” en la edición de 2006 con una marca de 42 horas, 40 minutos y 10 segundos.

    Después de navegar una regata impecable en condiciones complicadas -que han oscilado entre los 25 nudos y el mar picado de la primera noche y la calma del paso por el temido Estrecho de Bass-, Neville Crichton lograba la que es su segunda victoria en la Rolex Sydney Hobart, tras la obtenida en 2002 con su primer “Alfa Romeo”, un Reichel/Pugh de 90 pies.

    “Alfa Romeo” lideró la prueba de principio a fin, acabando con las aspiraciones de sus máximos rivales durante toda la regata, el R/P 100 “Wild Oats XI” de Bob Oatley y el Farr 100 “ICAP Leopard” de Mike Slade. Neville Crichton comentaba anoche que temía una encalmada en las últimas 11 millas del recorrido, remontando el río Derwent, pero sus sospechas resultaron infundadas, cruzando la línea de llegada en Battery Point pasadas las 22:00h -hora local de Hobart, mediodía en España-. “Wild Oats XI” completaría la prueba dos horas más tarde, momento en que “ICAP Leopard” se encontraba a 35,6 millas de la llegada, navegando a 8,6 nudos de velocidad.

    Charisma, líder en IRC
    Mientras la tripulación del “Alfa Romeo” celebraba su triunfo en tiempo real, el “Charisma” de Alejandro Pérez Calzada se encaramaba al liderato de la clasificación general de la regata (compensado IRC) y de su clase (IRC División 3). El barco del Real Club Náutico de Barcelona, primer representante español en la historia de la Sydney Hobart, avanza a la hora de redactar esta información a una velocidad de 8,6 nudos por el extremo Noreste de la isla de Tasmania, 35 millas al este de Edystone Point y a 180 millas de la llegada. La última previsión indica que podría alcanzar Hobart alrededor de las 3:00 h de la madrugada del miércoles -hora de Hobart, sobre las 17:00 horas del martes en la España peninsular-.

    Las próximas horas resultarán cruciales para las aspiraciones del “Charisma”, un diseño Sparkman & Stephens de 57 pies construido en 1970.

    Declaraciones del patrón del Alfa Romeo.

    El navegante neozelandés Neville Crichton, patrón del maxi ‘Alfa Romeo’, vencedor de la 65 Sydney Hobart, ha destacado que su equipo ha necesitado “cuatro años para lograr este triunfo” y que por ello “ha sido aún más agradable y valioso”.

    “Hemos tenido grandes rivales, pero pienso que hemos demostrado que teníamos mejor equipo”, apostilló.

    “El recorrido por el río Derwent hasta la meta se nos ha hecho muy largo porque, al igual que desde que salimos de Sydney, el viento ha sido muy variable. Nos hemos visto obligados a dos cambios de vela de proa en los últimos siete kilómetros. En un momento parecía que nos íbamos a quedar parados, pero tuvimos suerte y seguimos adelante”, resaltó.

    “Me sentí muy tranquilo por no tener al ‘Wild Oats XI’ a nuestra estela en ese momento”, bromeó el neozelandés.

    Crichton se mostró sorprendido por el recibimiento de los aficionados. “No esperábamos ver una multitud como está y ha sido todo un honor para nosotros. Me gustaría dar las gracias a los 21 chicos de mi tripulación”, señaló.

    El neozelandés describió la regata como muy táctica. “Hubo ocasiones en que tuvimos que hacer una apuesta fuerte en qué decisiones tomar y valió la pena. Estuvimos muy ocupados durante toda la carrera porque, en algunas ocasiones, había una gran cantidad de viento y en otras cambiaba totalmente en intensidad y dirección”, explicó.

    “Creo que esto”, añadió, “ha hecho el recorrido más interesante. Creo que nuestra ventaja fue cometer la menor cantidad de errores que nuestros rivales”.

    El australiano Tom Addis, navegante del ‘Alfa Romeo’, comentó que “una de las partes más difíciles del recorrido fue a la altura de la isla de Gabo el sábado por la noche, y después conseguir superar el pozo de viento en la mitad inferior del Estrecho de Bass ayer por la mañana”.

    El también australiano Michael Coxon, segundo patrón del barco, dijo: “Logramos una ventaja de 15 a 20 millas (28 a 38 Km/h.) sobre el ‘Wild Oats XI’, pero sabíamos que en los últimos 70 kilómetros ellos iban a atacar y pienso que estuvimos muy fuertes a nivel de moral y táctica”.

    El maxi australiano ‘Wild Oats XI’ de Bob Oatley, patroneado por Mark Richards, vencedor de las cuatro últimas ediciones de la prueba, finalizó segundo, a dos horas del vencedor, con un tiempo de 2 días, 11 horas, 5 minutos y 34 segundos.

    Dejar respuesta