El Gran Prix del Atlántico suelta amarras con varios días de retraso por el temporal

0
196

foto5

La flota participante en el Gran Prix del Atlantico ha tomado la salida rumbo Marina Rubicón, en su paso para llegar a la República Dominicana, punto de destino de la regata. En total los navegantes cubrirán 3.800 millas náuticas por el océano Atlántico.

En la linea de salida, situada frente Puerto Sherry, las embarcaciones han tomado dirección suroeste, para superar la punta de Cádiz, y adentrarse en el océano.

Pasadas las 11 horas, las embarcaciones viraban los bajos situados al oeste de la ciudad de Cádiz, para aproarse en dirección la costa africana.

La salida ha sido muy rápida, con un mar de fondo de ponente y un viento del cuarto cuadrante con una presión de 18 nudos, que ha hecho que la salida fuera muy espectacular.

En primeras posiciones, en este tramo de la regata, salían las embarcaciones Niob Sexto Cheyenne, de Alex Quer, Acrobat del mallorquín Amador Magraner y el velero Iberdac-Gaes, de la navegante en solitario Pilar Pasanau, con la embarcación Macaco, del tinerfeño Lucio Pérez y la tripulación reducida A-2 Cinc Llunes, de Jordi Illa, que salía emparejada con el Thor Cinco de David Ruiz.

A poca distancia se encontraban un grupo con la embarcación de Denia Infoveleros.com, de Antonio Almeria, y el velero vigués Estrella Maris II de Ernesto Cortina. El resto de la flota les seguía a poca distancia. Entre ellos estaban los barcos tarraconenses Falutx de Raimon Grau, la goleta Papaya de Francesc Vives, así como el velero valenciano Zitania II de Andrés Colorado.

Siga Curt, a bordo del catamarán Mission Skipper, también en regata, nos comentó: “que las condiciones de mar vividas estas últimas semanas en Cadiz está dificultando la navegación por el golfo de Cádiz, de escaso calado. Los navegantes tendrán que poner toda su pericia, para salir del perímetro costero”.

En el momento de la salida de la regata lucía el Sol en la bahía de Cádiz. Horas antes, durante esta noche, varios chubascos han caído sobre la Bahía.

Cuando las embarcaciones salgan de la influencia de la costa, en mar abierto, se encontrarán con vientos moderados de componente NW.

La previsión es que los primeros barcos pasen por Marina Rubicón dentro de cinco días.

Dejar respuesta