El equipo español para la Volvo Ocean Race culmina su etapa de mediciones antes de la salida del próximo día 5

0
152

El Team Telefónica da por finalizado el proceso de medición de su barco, fundamental para poder estar en la línea de salida el próximo 29 de octubre

Con la primera regata inshore de la Volvo Ocean Race 2011-2012 a sólo once días de disputarse, el equipo español Team Telefónica ha dado por cerrado uno de los procesos de más peso para poder estar en la línea de salida de la regata de vuelta al mundo más extrema: las mediciones oficiales.

Parece obvio para muchos pero otros se preguntan… “¿en qué consiste exactamente esto?”… Los Volvo Open 70 son los barcos en los que se compite desde la edición 2005-2006 en la Volvo Ocean Race. Estas embarcaciones se diseñan y construyen siguiendo las directrices de la regla de la clase, la “Volvo Open 70 Rule”. Tal y como su propio nombre indica, aunque se trata de una clase abierta, la regla establece unos estrictos límites y especificaciones que cada diseñador y equipo deben cumplir y respetar.

El barco en sí tiene una manga y calado máximos, al igual que el mástil que también tiene que cumplir con ciertos largos máximos establecidos por esta regla. El bulbo, la quilla, las orzas, el peso de todos estos apéndices y del barco al completo, al igual que la superficie de las velas tienen que seguir unas directrices máximas. Así, éstas tienen también sus medidas máximas: en el caso de un spinnaker la máxima superficie son 500 metros2, 175 metros2 si hablamos de la mayor… Eltrabajo de los medidores es también verificar que cada una cumpla estas áreas máximas. Dentro esos números cada equipo puede jugar con formas o medidas menores, pero no pueden rebasarse los máximos establecidos en la regla.

Por tanto, desde el momento en el que un equipo quiere participar en esta prueba debería saber a qué atenerse. A partir de ahí, cada diseñador juega sus cartas de cara a conseguir la embarcación más rápida y también más fiable. Un equipo formado por tres personas de diferentes nacionalidades, el Comité de Medición, es el encargado de comprobar que no existe ninguna irregularidad a este respecto. Todas y cada una de las piezas clave de los barcos tienen que estar construidas siguiendo la regla y ser perfectamente chequeadas.

Un proceso que comienza mucho antes de la salida

Con una semana fijada para mediciones oficiales 15 días antes de la salida, contrariamente a lo que puede parecer, este proceso no es algo que se realiza únicamente a lo largo de esa semana sino que, como es el caso del “Telefónica”, comienza con la propia construcción del barco, en el que cual se miden los pesos mínimos de panel. “La estructura del barco tiene que cumplir con unos requisitos mínimos de gramos o kilos por metro cuadrado”, explica Horacio Carabelli, Director Técnico del equipo patroneado por Iker Martínez y figura clave en toda la construcción y desarrollo del Volvo Open 70 español.

“Básicamente en el proceso de construcción se mide todo lo referente a la estructura, mientras que en la fase de medición final se verifica que el barco tenga todos estos máximos valores dentro de los cuales uno puede construir su barco”, añade. “Es un proceso que hemos estado haciendo desde que pusimos el barco en el agua, verificando que estábamos cerca de los valores, dejándolos a veces un poco arriba para justamente dejar para esta fase, la última, los ajustes finales”.

Cuando un milímetro es fundamental

Es precisamente en este periodo de mediciones en el que ha estado inmerso en las últimas semanas en Alicante el Team Telefónica.

“Lo que hacemos ahora es estar al milímetro dentro de la competición en sí”, apunta Horacio Carabelli. “Para obtener un resultado óptimo, el barco debe estar dentro de un milímetro y a pesar de que las cantidades y los valores que dicta la regla sean altos siempre se busca el extremo”.

Por tanto, cada milímetro cuenta. Uno más, por ejemplo, en el calado del barco podría significar el no obtener el certificado Volvo Open 70 para ese barco a sólo unos días del inicio de la competición, comprometiendo su “estado de forma” en la línea de salida.

Por ello es fundamental llegar a este momento con los deberes hechos, de lo contrario “cualquier cosa que traspase los máximos indicados por la regla puede implicar una obra relativamente extensa del barco que puede perjudicar la navegación y la preparación previa a la salida”, indica el Director Técnico del Team Telefónica.

El Team Telefónica, listo para recibir su certificado

Afortunadamente ése no es el caso del diseño de Juan Kouyoumdjian para el equipo español que dirige Pedro Campos. “A día de hoy, en el Team Telefónica, ya hemos pasado por todas las pruebas. Ya estamos listos para obtener nuestro certificado y muy satisfechos con los resultados obtenidos”, finaliza Carabelli.

Dejar respuesta