Descubrimos el departamento de rigging del “Team Telefónica” listos para la Volvo Ocean Race

0
196

El equipo de “Telefónica “ tiene ya su nuevo y flamante mástil con el que recorrerá las más de 39.000 millas que componen la undécima edición de la  Volvo Ocean Race 2011-2012, que el próximo en noviembre saldrá del puerto de Alicante. El que se encarga del perfecto estado del mástil es el departamento de rigging; en el “Team Telefónica” está compuesto por el guipuzcoano Fernando Sales, y el gallego Gabriel de Llano.

Tanto uno como el otro, cuentan con una amplia experiencia en este campo gracias a muchos años dedicados profesionalmente al deporte de la vela. Formaron parte del Desafío Español para la Copa América de 2007 no sólo navegando sino también como encargado de mástiles, en el caso de Sales, y de winches y acastillaje en lo que respecta a Gabri de Llano.

Este es el final de un arduo trabajo de muchos meses sobre el rendimiento, mantenimiento y mejora del mástil, en el que se han aplicado y realizado modificaciones con todos los datos registrados durante los últimos meses de entrenamientos, de los cuales se extraen y toman muchas decisiones con respecto a posibles mejoras.

La importancia de tener un buen mástil se describe perfectamente con esta frase que surgía de forma espontánea en una conversación en la base de Lanzarote del Team Telefónica: “Un palo no te hará ganar una regata, pero sí puede hacer que la pierdas

“Harry” y “Gabri”, como familiarmente se les conoce, están en contacto directo y trabajan mano a mano con Neal McDonald, jefe de guardia del “Telefónica”, cuya responsabilidad en tierra se concentra en el palo y el aparejo del barco español. “Cualquier aspecto que vemos en relación al palo se lo reportamos primero a Neal, que luego gestiona esa información, siempre manteniendo por supuesto informado a Horacio (Carabelli, Director Técnico)”, explica Fernando Sales. El mantenimiento del mástil, montar, desmontar, control de medidas y alineación… son, entre otras, las principales funciones de este departamento.

El palo esta compuesto de 31,6 metros de carbono de alto módulo para sujetar los aproximadamente 400 kg de velas que puede llegar a soportar. “Lo primero que se hace es chequear todos los ‘agujeros’”,explica Gabri de Llano.“Ver que todos los cabos que tienen que pasar por ahí entran y funcionan, que el palo entra en la pieza que tiene que hacerlo, chequear el sellado de todos los tornillos, revisar que todas las poleas giren, que no haya ningún tipo de desperfecto en todo el palo…” y después se empieza a montar la jarcia.

Una vez todo comprobado se comprueba el peso para entrar dentro del Reglamento y se coloca; es una operación difícil y lleva mucha preparación.

Pinchado el palo comienza otra nueva fase del proceso: montar la botavara, todos lo sistemas que van por cubierta, toda la hidráulica…y sobre todo los cables de la electrónica: antenaVHF, radar, luces de navegación, anemómetro, veleta…

El mastil anterior o “palo de respeto” tiene que quedar en perfectas condiciones por si se necesita, desmontado pero preparado para viajar si fuese necesario.

CURIOSIDADES SOBRE EL PALO

Altura: 31,6 m. El equivalente a un edificio de 12 pisos de altura.

Peso mínimo: 625 kg.

Centro de gravedad: a un mínimo de 12 m por encima del Mast Datum (MD)

Material: Carbono de alto módulo.

Diseñador: Stevo Wilson.

Fabricante: Southern Spars

Dejar respuesta