Declaraciones desde a bordo a más de 20 nudos camino de Auckland

0
120

Roberto Bermúdez, timonel y trimmer de CAMPER con Emirates Team New Zealand:

“Se rompió el J2, lo acabamos de reparar ahora mismo. Hemos estado navegando con el J4 y ahora ha subido mucho el viento, 24 nudos, y estamos viendo si lo ponemos o no. Tuvimos durante el día períodos de 18-19 nudos, el rango de vela para el J2, pero no la teníamos. Lo malo es que esas décimas de nudo que pierdes se transforman en millas. Pero tenemos unos veleros estupendos, y ya la han reparado. Groupama va muy fuerte, y de aquí a que pare el viento, hay que ver las millas que nos va a sacar más. Hasta dentro de unas 20 horas vamos a tener este viento”.

Yann Riou, tripulante de comunicación de Groupama sailing team:

“¡Rock & Roll! Vamos a 22 nudos con el viento a 90 grados. El viento ha estado subiendo en intensidad toda la noche hasta alcanzar los 28-29 nudos, aunque ahora se ha establecido en torno a los 20-22 nudos, suficiente para hacer complicado permanecer en cubierta. Los arneses son obligatorios, y el impacto de las olas justifica sin duda llevar casco”.

Pepe Ribes, capitán del barco de Team Telefónica:

“Los barcos a barlovento tienen más margen para colocarse en la aproximación a los Doldrums. Esperamos que haya un poco de compresión y cogerles un poco, pero creo que serán unos Doldrums de unos 10 nudos, así que no nos pararemos demasiado. Lo que buscamos es una combinación de ángulo y velocidad, porque si nos cerramos demasiado paramos mucho, pero si buscamos mucha velocidad nos iremos más a sotavento y eso luego lo tenemos que recuperar. Buscamos no perder el ritmo de sus velocidades pero sin frenarnos demasiado. Calculamos que los Doldrums estarán entre el 3º Norte y el 7º Norte, y ahora no están muy activos, así que siempre habrá viento”.

 

Amory Ross, tripulante de comunicación de PUMA Ocean Racing powered by BERG:

“Recorrer 523 millas en 24 horas es un montón de distancia para un barco de vela. Supone mantener medias de 22 millas por hora, y todo a punta a que mejorará durante las próximas horas. Nada mal para un través cerrado en 20 nudos de viento y con un complicado estado de la mar. Para el Mar Mostro es el ritmo más elevado de esta edición, después de habernos perdido el tramo final a Ciudad del Cabo por ‘pequeños’ problemas con nuestro mástil”.

Justin Slattery, proa de Abu Dhabi Ocean Racing:

“Esto es un buen entrenamiento para el Océano Sur, y necesitamos más navegación de este tipo antes de adentrarnos en un entorno menos permisivo con los errores. Comparado con lo que nos encontraremos más al sur, esto es un paseo por el parque”.

Andrés Soriano, tripulante de comunicación de Team Sanya:

“Toda la estiba está en popa y en cubierta todos llevan casco y arnés. Cuando sales desde abajo, al único al que ves es al timonel, ya que los otros tres buscan cobijo detrás de las velas que se amontonan en la popa. Es una cabalgada salvaje, con agua en cubierta y botando constantemente, todo el rato al límite”.

Dejar respuesta