Conociendo al equipo español “Team Telefónica” para la Volvo Ocean Race 2011. Entrenamientos físicos para superar al océano

0
205

La Volvo Ocean Race es una competición de máximo nivel con unas características muy peculiares que no se encuentran en otros deportes. Para unos es un desafío humano, para otros una aventura que pone a prueba los límites de la resistencia humana, física y mental.

La tecnología juega además un papel muy importante pero para poder afrontar la exigencia de una competición que dura en total nueve meses y con periodos de actividad máxima muy prolongados es necesaria una buena preparación física que permita a los deportistas aguantar las extremas condiciones a las que se enfrentan.

El departamento de salud: figura clave

El castellonense Iñigo Losada repite como responsable del departamento de salud del Team Telefónica, que mantiene la misma estructura que la anterior edición de la vuelta al mundo. Así, está formado por un doctor, Pablo Díaz-Munío; un fisioterapeuta, Ramón Peris y por el propio “Yiyo” Losada, como es conocido por todos.

Todos cuentan con una gran experiencia en el mundo del deporte. En el caso de “Yiyo” ésta será su segunda Volvo Ocean Race, además de haber estado vinculado al mundo de la vela desde hace muchos años. Fue tripulante de Copa América en los equipos españoles de las ediciones de 1992, 1995 y 2007, siendo en este último también preparador físico. Por su parte, Ramón Peris es un fisioterapeuta muy relacionado con el deporte profesional. Estuvo vinculado al C.F. Villareal varios años y también ha trabajado con la selección española de fútbol sala. Pablo Díaz-Munío fue doctor del Desafío Español en la Copa América y además de estar muy relacionado con la vela ha sido también el médico en las últimas expediciones realizadas por la alpinista vasca Edurne Pasabán.

Fijando un camino a seguir

En líneas generales, los objetivos del departamento de salud pasan por varias fases, al igual que lo hace el conjunto del equipo en una campaña de Volvo Ocean Race. Durante el periodo de entrenamientos, no sólo el aspecto médico o de preparación puro y duro requiere la atención del departamento de salud, sino que hay una serie de requisitos que no hay que dejar de lado.

“A parte de seguir mejorando la preparación física en sí, hay que realizar los cursos médicos, pruebas de esfuerzo, reconocimientos médicos y dentales a todos los tripulantes, el desarrollo de todo el plan de vacunaciones, ir formando y asesorando sobre los aspectos de salud a bordo… así como cumplimentar todos los formularios que la organización nos exige de cada miembro de la tripulación para poder tomar parte en la salida”, explica Losada.

“Además, junto al tripulante Diego Fructuoso, tenemos que desarrollar todo el plan de alimentación y de comidas durante la regata”, añade el preparador físico del Team Telefónica.

¿Pero cuál es la Biblia de la preparación física del Team Telefónica?

Los tres objetivos básicos a seguir son: “entrenar para que la gente pueda entrenar más en el barco”, prevenir posibles lesiones y mejorar las cualidades físicas de los tripulantes.

La tripulación del “Telefónica” está formada por un grupo muy heterogéneo de personas que comprende un margen de edad que va desde los 28 años del más joven a los 49 años del más experimentado. La actividad física que tienen que realizar todos es elevada, por lo que eso, con el nivel deportivo de cada uno, condiciona la preparación más incluso que el propio puesto que desempeña cada uno a bordo.

“Entrenar para que la gente pueda entrenar más en el barco”

No obstante, el primer objetivo de la preparación física del Team Telefónica es, en palabras del propio Losada, “entrenar para poder entrenar más en el barco”. Es decir, “el objetivo real, lo que realmente mejora el rendimiento del equipo, son las horas que la tripulación pueda estar en el agua. Los entrenamientos con el barco, las horas que puedan navegar, todas los pruebas que se hayan hecho de velas… Resumiendo, que la tripulación tenga una condición física que permitiese hacer todo ese volumen de navegación”.

Anticipación a posibles lesiones

Otro de los objetivos primordiales es la prevención de lesiones, tan difíciles de superar a bordo. “En base a la experiencia de otras vueltas o los informes que nos ha pasado la organización, sabemos que hay una serie de puntos débiles o amenazas que podemos tener, por lo que intentamos que los tripulantes estén preparados para que no caigan en esas lesiones”, explica “Yiyo”.

Resistencia e incremento de la fuerza

Y el tercero, sería puramente la mejora de las cualidades físicas de los tripulantes. “Buscamos sobre todo un trabajo de resistencia y de incremento de la fuerza. Los barcos son exigentes; y por ejemplo en esta edición, en comparación con la anterior, los pesos de las velas son mayores todavía con lo cual se requiere más fuerza aún”.

Los aspectos principales que se trabajan en cada entrenamiento físico diario son fuerza y resistencia, sin olvidar otras capacidades como puede ser la flexibilidad, coordinación o equilibrio, en el caso de ésta última, por el tipo de deporte en sí.

Aprendiendo de experiencias anteriores

La experiencia es un grado. El refranero español es sabio, y si entre su repertorio figura esta frase o “con el tiempo y la paciencia, se adquiere la experiencia”, por algo será. El trabajo de “Yiyo” Losada en la Volvo Ocean Race anterior le ha ayudado a aprender más de su trabajo y conocer de primera mano este terreno movedizo en el que se desarrolla la competición. “Aprendimos mucho en la vuelta anterior. Una de las cosas que quizás más ha cambiado mi punta de vista es que en la primera, yo tenía la visión de que entre etapas podía plantearse como un periodo de entrenamiento y preparación y luego me di cuenta de que no es así”, reconoce Losada.

Por ello, la preparación hay que hacerla hasta la salida. Ésa es una fase primordial. “Luego es cuestión de intentar mantener al equipo en el mejor nivel y es a base de recuperar a la tripulación lo máximo posible para la siguiente etapa cuando ha llegado a un puerto, pero no se pueden plantear periodos de entrenamiento fuerte”, señala el castellonense

Los conocimientos también sirven para mejorar otros aspectos como técnicas de entrenamiento o diferentes ejercicios, aunque la metodología de entrenamiento sigue siendo la misma. “Lo que vas puliendo son los ejercicios que haces, el conocimiento que tienes de algunos tripulantes, muchos repiten, sabes a quién pedir más, a quién menos… eso es lo que te da la experiencia”.

Básicamente, lo que se necesita es que los tripulantes estén preparados para asumir todos esos días de competición, en los cuales ya no sólo se trata del esfuerzo físico que tienen que realizar sino también de las condiciones en las que llevan a cabo dicho esfuerzo. “En las horas que se suponen de descanso no puedes dormir o descansar como el que ha hecho una carrera de atletismo”, recuerda Iñigo Losada. “Éste se va a su casa, se ducha, duerme en su cama, come en una mesa… Aquí, además del contexto en sí, la alimentación y el descanso están muy condicionados”.

En definitiva, hay que tener una gran preparación física, gran resistencia a la fatiga, ser capaz de trabajar en condiciones de cansancio y también, una vez llegas a puerto, recuperarte. Todo un reto para el departamento de salud que comienza mucho antes de la salida y no finalizará hasta julio de 2012, cuando el “Telefónica” y su tripulación crucen la línea de llegada de la Volvo Ocean Race 2011-2012 en la ciudad irlandesa de Galway.

Dejar respuesta