Comienza la quinta etapa de la Volvo Ocean Race

    0
    120

    La Etapa 5 ha comenzado en Auckland a las 02:00h de esta madrugada rumbo al puerto brasileño de Itajaí. La previsión meteorológica, definida por Ian Walker como “diabólica”, indica vientos duros de proa y grandes olas en cuanto la flota abandone Nueva Zelanda. Team Sanya ha sido el primero en salir de Auckland tras liderar el recorrido entre boyas que la flota ha realizado antes de poner rumbo a mar abierto.

    La Volvo Ocean Race 2011-12 se ha despedido hoy de Auckland, una escala que ha marcado una nueva referencia en cuanto a respuesta popular pese a ser la más corta de las cinco que han acogido la regata hasta la fecha. El Race Village ha permanecido abierto en el Viaduct Harbour de Auckland durante 11 días, desde el pasado 8 de marzo hasta hoy, con extraordinaria asistencia de un público que hoy ha respondido masivamente al espectáculo de la salida de la flota rumbo a Brasil.

    La Etapa 5 se ha iniciado puntualmente a las 02:00h de la madrugada (hora peninsular española, 14:00h en Auckland), y lo ha hecho con un recorrido entre boyas por la bahía de Auckland con intensidades de viento en el entorno de los 15 nudos, apenas un respiro antes de lo que espera a las tripulaciones en las primeras 24 horas de competición.

    Team Sanya ha sido el protagonista de este circuito costero no puntuable, con una demostración de conocimiento local de su patrón, Mike Sanderson (natural de Auckland), que le ha permitido ser el primero en poner rumbo a mar abierto, seguido por el Abu Dhabi, el CAMPER, el Telefónica, el PUMA y el Groupama.

    Para empezar, ceñida con 30 nudos

    El parte meteorológico indica que la flota se enfrentará a una dura ceñida nada más abandonar Auckland, con vientos cercanos a los 30 nudos y olas de considerables dimensiones. La Etapa 5 quiere demostrar su condición de etapa reina desde la misma línea de salida.

    De acuerdo con Gonzalo Infante, responsable de meteorología de Volvo Ocean Race, hay un sistema de baja presión al nordeste de Auckland que se intensificará a medida que se mueve hacia las aguas más frías del Océano Sur, lo que podría evolucionar desde 30 nudos de viento hasta 50 o incluso 60 nudos en los próximos días. Este sistema ofrece dos opciones para la flota en las primeras 48 horas de regata, como indica Infante: “Normalmente, la ruta óptima sería cruzar la Bahía de Plenty hacia East Cape (el punto más meridional de Nueva Zelanda) y apuntar al sur para enganchar los vientos de componente oeste. Pero a medida que esta depresión tropical evoluciona al sur y al este, la ruta podría verse bloqueada por duros vientos de morro nada más pasar East Cape. Se abre entonces la segunda opción, que sería navegar rumbo norte para garantizar un mejor ángulo cuando comience a soplar de verdad”.

    “Estamos concentrados en el parte meteorológico, que se presenta diabólico para las primeras 36 horas”, avisa Ian Walker, patrón de Abu Dhabi Ocean Racing. “Tenemos que preparar tanto al barco como a la tripulación lo mejor que podamos”.

    “Empezar así es duro para las tripulaciones”, reconocía Iker Martínez antes de subir al Telefónica. “Tu cuerpo necesita un poco de transición a las condiciones a bordo, pero aquí no parece que vayamos a tenerla. Será duro al principio, y seguro que más aún a medida que ganemos sur, donde la temperatura será muy baja y seguiremos teniendo vientos fuertes”.

    Chris Nicholson, patrón de CAMPER con Emirates Team New Zealand, indicaba que intentarán aprovechar el buen rendimiento de su barco en estas condiciones: “Creo que estos primeros días se trata más bien de mantener el barco y la tripulación de una pieza. En este primer par de días nosotros intentaremos escaparnos aprovechando unas condiciones que nos favorecen, porque luego llegan rumbos de través en los que tal vez suframos un poco más frente a nuestros rivales”.

    Para Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa de Team Telefónica, hoy comienza su primera etapa hacia Cabo de Hornos. “Estoy deseando ya pegar las cabalgadas de las que todo el mundo habla”, reconoce el cántabro.

    6.705 millas hasta Brasil

    La considerada etapa reina de la Volvo Ocean Race discurre por 6.705 millas náuticas desde Auckland hasta Itajaí (Brasil). Su recorrido se asoma al siempre temible Océano Sur, cruzando los 40 rugientes y los 50 aullantes hacia el mítico Cabo de Hornos, donde se unen el Océano Pacífico y el Océano Atlántico.

    La organización ha establecido una zona de exclusión para asegurarse de que la flota se mantenga alejada de los letales icebergs en su camino hacia Cabo de Hornos.

    Los barcos invertirán alrededor de 17 días en completar el recorrido, llegando a Itajaí sobre el 4 de abril. Permanecerán en el puerto brasileño hasta el 22 de abril, día en que se iniciará la Etapa 6, de 4.800 millas hasta Miami (Estados Unidos).

     

    Dejar respuesta