Camper sigue líder pero Groupama empieza a sacar las uñas

0
387

CAMPER continua líder por cuarto dia consecutivo. El barco del Real Club Naútico de Palma, que lleva a Chuny Bermúdez de Castro como caña y a Cris Cameron como patrón, no ha perdido el liderato desde que la flota abandono hace cuatro dias el mar de la China. Hay que recordar que de los seis dias de regata el CAMPER ha sido líder durante cinco.

En el parte de posiciones de las 11.15 hora española, el CAMPER lideraba una flota posicionada en sentido norte – sur con una separación lateral de 182.8 milla. Tenía al Puma y al Telefonica como los barcos situados mas al norte y sur respectivamente pero arrumbando al oeste cuando el rumbo de referencia es el este. El CAMPER que hasta ayer se habia situado como el barco mas al este, ha visto como su perseguidor mas inmediato el Groupama, que llego a estar a 6.5 millas del barco hispano-neozelandés, ha ganado latitud situándose en un teórico barlovento del CAMPER, en un claro intento de entrar en los tan ansiados Alisios (vientos de dirección nordeste) por el norte. Según las previsiones hasta dentro de unas mil millas la flota no pondrá rumbo hacia la meta de esta cuarta etapa Auckland. El próximo paso obligado esta situado en Papúa Nueva Guinea.

El CAMPER lideraba la flota con una velocidad de 10.5 nudos y con una ventaja de 14.7 con el segundo Telefonica (12.2), de 54.6 con el tercero Groupama (12.2), de 81.8 con el cuarto Sanya (14.6), de 87.8 con el quinto, mientras que el ultimo sigue siendo el Puma con una desventaja sobre el CAMPER de 99 millas y con una velocidad de 14.9 y ya virado y poniendo la proa hacia la derrota que sigue el CAMPER.

La flota continúa avanzando rumbo al este por una ‘carretera’ de 150 millas de ancho entre el PUMA por el norte y el Telefónica por el sur. Esta mañana, el barco de Iker Martínez hace valer su posición relativa a la meta para consolidar su segunda posición y acercarse al líder CAMPER. Por el norte, el Groupama ha comenzado a perder latitud después de posicionarse al este del pelotón, y apunta al sureste con la intención de colarse por proa del líder. Los barcos tratan de abrirse camino en un auténtico campo de minas con condiciones inestables, y todos ellos reportan direcciones e intensidades de viento diferentes.

Dejar respuesta