Barcelona World Race. Os desvelamos el menú del equipo Renault EZ durante la regata

0
189

bwr-renault

La alimentación a bordo en una prueba vuelta al mundo sin escalas, como es la Barcelona World Race, es una asignatura realmente importante. Para el Renault Z.E. ha sido un proyecto en el que el CAR de San Cugat y su equipo de nutricionistas han desempeñado un papel fundamental.

Con menús liofilizados de hasta 25 variedades, el juego consiste en preparar una dieta variada con un aporte completo que durante los más de 90 días de navegación mantenga a los patrones del barco, en completa forma.El CAR de San Cugat, a través de la doctora Vicky Pons (encargada de dar soporte al programa nutricional), ha realizado un detallado estudio con Pachi y Toño a bordo del Renault Z.E y en las instalaciones del CAR, para conocer el consumo calórico personal de cada uno a través de pruebas de esfuerzo, en un programa coordinado por Javier Valle”, explica el Director del Renault Z.E., Jaime Arbones.

COMIDA PARA 100 DÍAS Y ESPECIAL PARA LAS JORNADAS DE MAL TIEMPO

“Hemos preparado comida para 100 días de navegación. Trabajamos en unos menús que oscilan entre las 3500 y 4000 calorías, aunque para los días que el Renault Z.E baje mucho a las latitudes del Sur está aportación de calorías se incrementa entre un 30 y un 35 %”, comentan casi al unísono Jaime Arbones e Ignacio Etxaniz del Renault Z.E.

“El menú del Renault Z.E. es muy variado y casi exclusivamente a base de comida liofilizada por varias razones: abulta y pesa poco, se conserva muy bien y está envasado en dosis individuales. Los patrones del Renault Z.E. cuentan con 25 variedades diferentes de menú. Se alternan platos, combinados entre las comidas y las cenas, en rotaciones de 12 días de menú diferente, aunque cada 15 días hay en el menú, un plato “especial” para romper la monotonía (un couscous, lentejas o pollo a la vizcaina)”, declara Etxaniz.

Toño Piris, patrón junto a Pachi Rivero del 60 pies Renault Z.E, ratifica los comentarios de su equipo de tierra: “Todo el tema de comida para un reto como es la Barcelona World Race ha mejorado mucho, sobre todo en la variedad. Antes había menos opciones en cuanto a la comida liofilizada y ahora tienes tantas que tienes demasiado donde elegir. Como te descuides no repites menú.”

Además, previendo días de mal tiempo extremo en los que las condiciones no permiten ni preparar los alimentos, hay una bolsa de comida auto-calentable para varias jornadas, que no necesitan ser cocinadas y de alto aporte energético.

Sobre su alimentación a base de liofilizados, Pachi muestra su agrado: “Ha cambiado mucho en los últimos años y ahora es muy buena. No necesitas acostumbrarte a ella. El otro día en la base la preparamos como comida del día; es algo realmente cómodo: se echa agua caliente y ..zasss…”, declaraba el patrón.

UN MENU RICO, RICO

Un infiernillo de gas y un pequeño deposito donde se prepara la mezcla del producto alimenticio con agua caliente es la “cocina” del Renault Z.E. El agua potable sale de una potabilizadora a bordo y para preparar el menú de un día completo hace falta potabilizar unos 5 litros de agua aproximadamente.

Un ejemplo de un menú para un día de navegación en el Renault Z.E. comprendería:

Desayuno: Cereales liofilizados para Piris y cereales normales para Rivero, aunque para las etapas del Sur se ha previsto una variedad de cereales con mayor aporte calorífico o huevos escalfados liofilizados. Café y leche condensada.
Comida: Sobre individual del menú que tengan ese día programado (pollo, pasta carbonara, estofado, arroz, chili con carne, cerdo, bacalao…). A esto se le añade un complemento vitamínico y proteínico.
Merienda: Dos batidos especiales de tratamiento dietético con un aporte calórico extra, sobres de frutos secos, sobres de sales minerales, barritas energéticas. Un pequeño lujo: un poco de embutido.
Cena: Sobre individual del menú establecido para ese día y cada tres días un postre (pudding de chocolate o vainilla por ejemplo).
Entre comidas: chocolatinas, galletas, gominolas, barras energéticas, bebidas isotónicas.

El almacenaje de todo esto se hace en bolsas numeradas en el barco. Las bolsas de basura -que se van almacenando en proa- son como no podía ser de otra manera a bordo del barco Renault Z.E. ecológicas.

LAS UVAS, PRESENTES

Una fecha tan simbólica como es el 31 de diciembre tiene sus ritos y las 12 uvas son algo que no puede faltar a bordo del Imoca 60 Renault Z.E. Los cántabros despedirán el año en alta mar, aunque sin olvidarse de cumplir con el rito de las 12 uvas de la suerte.

UN LUJO….

El único lujo que se permiten los cántabros del Renault Z.E. son las anchoas, “El Presidente Revilla no nos las ha enviado, pero nosotros ya hemos hecho acopio de ellas”, bromea Pachi Rivero.

Fuente: Renault EZ

Dejar respuesta