Barcelona World Race. Noticias del “We are water”

0
352

03082011wearewater_mikeclare_dppi_barcelonaworldrace03

Vientos débiles, variables en intensidad y dirección obligan a la tripulación del We Are Water a replantear constantemente su estrategia, haciendo frente a las condiciones menos favorables para su embarcación: la ceñida contra el viento. Al respecto, Jaume Mumbrú ha comentado: “la capacidad de ceñida de nuestro barco es limitada. Navegamos a 60 grados del viento. Entre un bordo y el otro son 120 grados. Esto aumenta de manera notable la distancia que tenemos navegar respecto a nuestros rivales en estas condiciones concretas.” Las condiciones de ceñida contra el viento de proa no son las más idóneas para el We Are Water ya que tiene una sola orza y el dispositivo para variar el ángulo de incidencia respecto al avance está averiado.

Con una previsión meteorológica tan incierta es difícil prever el momento de paso del Estrecho y menos aún, la llegada a Barcelona. A pesar de ello, Mumbrú se atreve a hacer un pronóstico: “calculamos unos seis días hasta el Estrecho y cuatro más para llegar a Barcelona. Así que, con suerte, en 10 días podríamos estar en Barcelona”.

Aunque se esté cerca del final, Jaume opina que no es momento aún de hacer una valoración de esta vuelta al mundo. Sin embargo, ha destacado los que seguramente serán los momentos más emotivos y difíciles de su viaje, “coincido con Cali que, el momento más emotivo, fue el paso de Cabo de Hornos. Fue como hacer la cima, llegar a la cumbre y, el más difícil, fue justo después de romper la botavara, con mil millas por delante para llegar a Hornos, y mucha incertidumbre”.

Dejar respuesta