Barcelona World Race. La regata se complica

0
436

Grupo Navega

A la flota de la Barcelona World Race se le están complicando las cosas. En las últimas 24 horas diversos barcos han tenido que ceder momentáneamente a los envites del viento y de las olas, mientras la lucha por ganar puestos en la clasificación se recrudece.

Esta madrugada, el GAES Centros Auditivos ha navegado varias horas rumbo nordeste mientras Dee Caffari y Anna Corbella ponían orden a bordo después de que un fallo del piloto automático les virara súbitamente el barco, dos velas colgaran por encima de la borda y rompieran tres candeleros. Este incidente se ha traducido en la pérdida de unas 80 millas respecto del Hugo Boss, que navega delante de la única tripulación femenina de la vuelta al mundo.

Horas más tarde, una ola especialmente grande ha alcanzado al We Are Water, escorando violentamente el barco y rompiendo la lona que protege la entrada del tambucho. Cierta cantidad de agua ha entrado en la cabina y alcanzado en parte la central de navegación. Parte de los equipos eléctricos han quedado averiados en ese momento. La tripulación ha decidido ponerse a la capa para tratar de reparar esos problemas eléctricos antes de retomar la navegación hacia el Estrecho de Cook. Jaume Mumbrú y Cali Sanmartí se encuentran en buen estado.
En el otro lado del Pacífico, el Virbac-Paprec 3 ha ampliado su ventaja sobre el MAPFRE, que ahora es de 78 millas, con un viento muy racheado, como han explicado desde los dos barcos. “Hemos navegado bien en las últimas 48 horas”, ha escrito Jean-Pierre Dick, que ha confesado que los rociones del agua helada despiertan a cualquiera. Unos y otros intentan doblar cuanto antes el cabo de Hornos, antes de la llegada del excliclón Atu a la zona, reconvertido en una profunda depresión austral. “Si se adelanta un poco o nos retrasamos nosotros, se puede complicar la cosa”.

cc20110219m769_bandeau_detail_news1

Inmediatamente detrás de los dos líderes, el Neutrogena mantiene la presión sobre el Renault Z.E., que se aferra a la tercera posición, tras ver reducida a 19 millas la ventaja sobre su inmediato perseguidor. El Mirabaud sigue al acecho, 166 millas detrás, pero espera que las condiciones meteorológicas mejoren para atacar. El Groupe Bel ha incrementado ligeramente su ventaja sobre el Estrella Damm, donde Alex Pella y Pepe Ribes no han superado aún los dolores de los golpes sufridos en el costado durante el paso del exciclón Atu.

En el grupo de cola el Central Lechera Asturiana tiene su mirada puesta en Wellington, donde esta mañana ha parado el Fòrum Marítim Català para reparar su potabilizadora. Gerard Marín yLudovic Aglaor no podrán soltar amarras hasta el jueves a las 10.05 horas, tras cumplir con la penalización que obliga a permanecer 48 horas parado si se entra en un puerto tras superar la isla de Tasmania.

Fuente: Barcelona World Race

Dejar respuesta