Barcelona World Race. Iker y Xabi… y para postre ¿Qué?

0
174

iker-y-xabi

Uno de los aspectos fundamentales para que la vuelta al mundo a dos, sin escalas ni asistencias, sea un exito, es el cuidado de la forma física de los deportistas que en ella participan; es por ello que hay que tener en cuenta las necesidades nutricionales de los participantes, sus gustos y el especial almacenamiento de alimentos dadas las condiciones a bordo y sobre todo durante un largo período de tiempo.

Estan  nada menos que tres meses en el agua, 25.000 mn. a un ritmo frenético y afrontando algunas de las condiciones más peligrosas de la naturaleza y su dieta ha de ser perfecta.

Para Iker y Xabi, el estudio para encontrar el equilibrio nutricional, comenzó aproximadamente hace seis meses. Fue un reto asumido por el español Iñigo Losada, el entrenador físico del equipo Telefónica para la Volvo Ocean Race 2008-2009, Diego Fructuoso.
“Las decisiones que se han tomado respecto a la composición del menú han sido fruto de un trabajo el que se han conjugado criterios médicos, la experiencia de todos en la anterior Volvo Ocean Race y la degustación de los productos “, explica Iñigo Losada. “Partiendo de esta base y conjugando todos estos factores, hemos llegado al menú definitivo”.
Iker y Xabi llevarán unas 270 bolsas envasadas al vacío con alimentos y en las que se incluyen además cosas como sal, pasta de dientes, papel de cocina… Todo ello se traduce en, aproximadamente, un total de 140 kg a bordo destinados a la nutrición.
Cada día, además de hasta tres aperitivos, dispondrán de comida para el desayuno, el almuerzo y la cena, éstas dos últimas compuestas por comida liofilizada. A pesar de que en muchas ocasiones se ha apuntado que el placer del paladar no es en estos casos la prioridad, sí es importante que la comida tenga unos mínimos de sabor y este compuesta de proteinas e hidratos de carbono, necesarios en la dieta. Cocido madrileño, filete stroganof, pasta carbonara… Son algunas de las comidas liofilizadas de las que Iker y Xabi se nutrirán en esta Barcelona World Race.
Tampoco faltarán las sorpresas a bordo, ni algún que otro dulce “para aumentar la motivación”, bromea Iñigo Losada.

Y por supuesto, como no podía ser de otra manera, las uvas de Fin de Año. Sin duda, una Nochevieja diferente para Iker y Xabi, que probablemente nunca olvidarán.

Dejar respuesta