Barcelona World Race. Gibraltar se convierte en un embudo

0
167

bwr-renault-aerea1

Sinceramente ya tenía claro que el Mediterráneo iba a marcar las diferencias en esta primera fase de la regata pero se está cebando con la flota. Unos tienen la moral tocada y otros, aunque no lo dicen, deben estar que se tiran de los pelos ya que son más que conscientes que milla que hacen en el Mediterráneo se multiplica por 3 o 4 en el Atlántico.

Las cartas siguen en juego ya que las roturas no han aparecido todavía y cuando todos se encuentren con la primera borrasca, el error puede ser contundente.

Por su bien, espero que todos salgan pronto de esa corriente del estrecho que les hace hacer unas figuras dementes en su track de la regata.

bwr-estrella-damm-estrecho

Lo más destacable por ahora es que las chicas del Gaes han estado dos horas con una red de pescar en su quilla, que el Estrella Damm más parecía un barco de limpieza de puertos que uno de regatas ya que han enganchado, redes, plásticos y hasta un arbol!!! (todo esto nos tendría que hacer pensar un poco más allá de la regata en sí…:) y que Alex Thompson está volando hacía su casa de Inglaterra donde terminará su recuperación antes de subirse al barco, lo más seguro en la isla de Fernando de Norohna o Cabo Verde.

Os dejo con la última crónica  que nos ha pasado la organización.

Agotamiento, tensión y algunas dosis de frustración es lo que confiesan tener buena parte de los regatistas que ven como el viento ha desaparecido y la fuerte corriente contraria que fluye por el estrecho de Gibraltar no sólo les hace difícil avanzar, sino que en algunos casos ¡incluso los hace ir hacia atrás! Esto es lo que les ha pasado en el Neutrogena, el GAES Centros Auditivos y, algo menos, en el Estrella Damm. Ya adentrados en el Atlántico, el Virbac-Paprec 3 y el Foncia están abriendo un agujero considerable con sus rivales, perseguidos por un Mirabaud que parece haber saltado definitivamente al grupo de cabeza. A última hora de esta mañana el Estrella Damm de Alex Pella y Pepe Ribes se han añadido en esta persecución, tras salir del pozo donde estaban atrapados frente a Barbate.

Clamando por viento

“Ha sido muy deprimente”, confesaba a mediodía Anna Corbella desde el GAES Centros Auditivos. “No había nada de viento y había una corriente de 5 nudos que nos ha hecho ir hacia atrás. Era como un río. Antes, esta noche, hemos pegado una red a la deriva y hemos estado dos horas paradas. De hecho, aunque llevamos un trozo pegado en la quilla”.

Justo al lado, el Neutrogena pedía viento a gritos: “Por favor, envíenos un poco de viento”, suplicaba Boris Herrmann en una conexión telefónica.

Tampoco las cosas han sido fáciles para el Estrella Damm (Alex Pella y Pepe Ribes), que a pesar de pasar terceros el estrecho de Gibraltar han tenido que parar tres veces y dar marcha atrás con plásticos, una red y hasta un árbol en la quilla. “Ahora estamos luchando contra la corriente a 3 nudos sin viento o con 2 nudos de popa” contaban de madrugada.

Más atrás, sin embargo, las cosas no se veían tan mal, quizá porque la desilusión la tuvieron ayer. Iker Martínez (Mapfre) comentaba durante la videoconferencia con Barcelona: “Esta mañana estamos bastante contentos, porque finalmente hemos conseguido que la máquina empiece a carburar. Hasta ahora las condiciones han sido muy malas, de hecho, nadie se esperaba que fueran tan malas. Nuestra idea era seguir cerca de la flota, pero por la rolada tan grande que hubo no pudimos bajar hacia el sur y hemos tenido que ir por la costa española, donde sólo hemos encontrado vientos muy flojos “. Eso sí: el doble medallista olímpico pedía que el Mediterráneo el devolviera algo de lo que les había tomado en las últimas 36 horas.

Bruno García(Président), junto al Mapfre, también parecía tomárselo con filosofía: “Comemos y dormimos bien. Claro que preferiríamos estar al frente. Pero esto es una regata de fondo. Y siempre tendremos otros barcos con los que luchar.”

Lejos, por la proa y ya navegando por el Atlántico, Loïck Peyron saboreaba el triunfo en el Trofeo Mediterráneo Norte-Sur, pero dejaba claro que habían trabajado duro para conseguirlo: “Hemos tenido que utilizar las reservas, hemos hecho muchísimas maniobras, hemos trasladado pesos y cajas arriba y abajo muchas veces. Por eso es agradable volver a estar en el Atlántico. Tenemos agua por delante. La evolución meteorológica es más regular, ¡en el Mediterráneo siempre pasa lo contrario de lo que se prevé! Ahora tenemos un tiempo de ensueño: mar llana, vamos con spinnaker y toda la vela mayor “.

Triunfo del Virbac-Paprec 3 en el Trofeo del Mediterráneo Norte

El Virbac-Paprec 3 se ha adjudicado el Trofeo Mediterráneo Norte-Sur (Barcelona-Gibraltar) con un tiempo de 3 días, 7 horas y 55 minutos, ante el Foncia de Michel Desjoyeaux y François Gabart, Estrella Damm (Alex Pella y Pepe Ribes) y el Mirabaud (Dominique Wavre y Michèle Paret) prácticamente a la vez.

De este modo, Jean-Pierre Dick ha vuelto a ganar este tramo de la regata y supera el tiempo que empleó con Damian Foxall en la primera edición en 6 horas y 20 segundos.

Han dicho:

Michel Desjoyeaux (Foncia): “Bueno, eso es todo, nos las hemos arreglado para atravesarlo. El acercamiento, la travesía y la salida ha sido laboriosa. Porque no se sabe lo que te encontrarás, viento o no viento, corriente o no, en qué sentido y donde, hemos hecho unas fotografías preciosas bajo las estrellas y eso no pasa siempre que quieres.

Nos salimos bastante bien, no hemos retrocedido a pesar de los corrientes contrarias y la crónica falta de viento crónica. Ahora que ya está hecho, vamos a asaltar el Atlántico “.

Dominique Wavre (Mirabaud): A pesar de nuestras desgracias, estamos bien clasificados. Son dos cosas independientes. Esta noche hemos tenido una o dos rachas que nos han salvado porque nos han arrancado con el buen momento. La suerte nos ha ayudado a salir de las encalmadas “.

Iker Martínez (Mapfre): “Tenemos la esperanza en el viento del Este, que nos permita agrupar la flota para que las distancias no vayan a más. De momento hemos luchado todo lo que hemos podido, pero la regata es muy larga. Este deporte te da muchos palos, y lo que nos ha pasado es normal. Lo único que nos preocupa es tener mucha distancia y perder el contacto. Mientras sean 10 o 20 millas esto puede dar muchas vueltas, pero en el momento que esto se amplíe a 100 … ”

“A ver si el Mediterráneo nos da un poco porque hasta el momento sólo nos ha sacado.”

Anna Corbella (GAES Centros Auditivos): “Nos hemos enganchado con una red de deriva ante Marruecos y nos hemos quedado dos horas paradas. Estamos flotantdo, tenemos 3 nudos de viento, pero no progresamos. Estamos a 25 millas de la salida del Estrecho, pero no sabemos cuándo saldremos porque a ratos vamos adelante y a ratos atrás. Las horas de guardia son bastante intensas y poco gratificantes porque después de todo el esfuerzo, el viento desaparece vas hacia atrás. Es un poco frustrante “.

Dejar respuesta