Barcelona World Race, El Central Lechera Asturiana rompe el mastil

0
551

Grupo Navega

El Central Lechera Asturiana ha desarbolado esta tarde en el mar de Tasmania, cuando navegaba rumbo al cabo Farewell, la punta noroeste de la isla Sur de Nueva Zelanda para abordar la travesía del estrecho de Cook. Los dos patrones, Juan Merediz y Fran Palacio, se encuentran en perfectas condiciones. En el momento de la rotura, el barco tenía un viento de 20-22 nudos y se encontraba  a unas 160 millas del cabo Farewell y 290 de Wellington, con un viento de 20-22 nudos y mucha mar cruzada. Inmediatamente después de la rotura, Merediz y Palacio han iniciado los trabajos para recuperar la mitad superior del palo que había caído al agua, así como el génova que en aquellos momentos tenían izado y la jarcia, y erigir un aparejo de fortuna. En menos de dos horas tenían sobre cubierta tanto el génova como la mitad superior del palo y la jarcia, y navegaban a rumbo a 7 nudos.

Con 13,8 nudos de velocidad media, el MAPFRE no ha podido mantener el ritmo del Virbac-Paprec 3 durante la noche y se ha distanciado 21 millas más de su popa, hasta las 88 millas. El líder, que ha promediado 16,3 nudos, se ha llevado un buen susto esta noche, cuando Jean-Pierre Dick ha visto a una quincena de mamíferos marinos, mucho más grandes que delfines, emerger por su proa y sumergirse luego en dirección a la quilla. El patrón francés ha cerrado los ojos y se ha agarrado al barco esperando lo peor, mientras navegaba lanzado a más de 20 nudos surfeando una ola, pero afortunadamente nada ha ocurrido.

Grupo Navega

En la batalla por el tercer puesto, el Renault Z.E. ha acelerado un poco y ha sumado nueve millas a su ventaja sobre el Neutrogena, que en el último parte de posiciones de ayer estaba cifrada en 20 millas. La distancia entre el Groupe Bel y el Estrella Damm también ha aumentado, pasando de las 65 millas de ayer por la noche a las 80 de esta madrugada, después de que Kito de Pavant y Sébastien Audigane hayan sido los más rápidos de la noche, con una media de 17,2 nudos.

Durante la noche española Jaume Mumbrú y Cali Sanmartí también han escrito un correo para dar más detalles sobre la gran escorada que tuvieron ayer a bordo de su We Are Water: “Navegábamos dentro de la tormenta en el mar de Tasmania con vientos sostenidos de 50 nudos y con sólo tres rizos en la mayor. El mar era caótico, con olas de más de 10 metros muy verticales. Estábamos los dos en el interior del barco, sujetándonos como podíamos. Tras un brusco acelerón el barco chocó contra una pared de agua y seguidamente una ola lo levantó por la popa y volcamos unos segundos. Los dos salimos proyectados por el aire con todos los objetos de la cabina. Al mismo tiempo un torrente de agua reventó la protección de plástico con la que aislamos la cabina del exterior e inundó el interior del barco. Los sistemas electrónicos se colapsaron, varias alarmas saltaron al mismo tiempo, todas nuestras pertenencias flotaban a sotavento en una piscina de agua salada. Tras comprobar que no nos habíamos roto nada, nos lanzamos al exterior para tratar de controlar el barco, que se encontraba atravesado al mar con media mayor en el agua y el piloto automático desconectado.

Fuente: Barcelona World Race

Dejar respuesta