Armel Le Cléac´h rompe el primer record en la Vendee Globe 2012

0
272

Poco más de 50 millas para llegar a la longitud del cabo de las Agujas, que marca la auténtica puerta del océano Índico. La puerta simbólica que franquea el meridiano no parece muy evidente para los competidores, obsesionados por su próximo objetivo, la puerta de Crozet.

Si el récord de Jean Le Cam en el ecuador no cayó, el de Buena Esperanza sí que ha cambiado de propietario. Armel Le Cléac’h (Banque Populaire) seguido como su sombra por Jean-Pierre Dick (Virbac-Paprec 3) y François Gabart (MACIF), ha destronado a Vincent Riou, que ostentaba la marca de referencia entre Les Sables d’Olonne y la punta sur de África. Un nuevo récord en 22 d. 23 h. 48 min. Pero para el trío de cabeza inmerso en una lucha de intensidad poco común, esta gesta podría quedar como simple anécdota y no ser valorada sino al cabo del tiempo.

Su preocupación actual es doble: por una parte se trata de hacer una comprobación seria de una material fuertemente maltrecho estos días navegando a gran velocidad. Por otra parte, se trata de anticipar la mejor trayectoria posible para bordear un anticiclón que parece acomodarse sobre la puerta de Crozet. Se les presentan dos opciones: intentar cortar por lo sano para alcanzar el extremo oeste de la puerta y lanzarse enseguida hacia el sur, o bien intentar bordear el anticiclón por su cara meridional para llegar a la punta oriental de la misma puerta. En el primer caso, el mayor riesgo es caer en la trampa de las calmas. En el segundo, los programas de ruta aconsejan una ruta muy al sur, pasando a través de campos de icebergs detectados entra la isla Heard y el archipiélago de Crozet. Nadie está obligado a ser tan radical y la parte de libertad reivindicada por algunos navegantes va a encontrar aquí un medio de expresión privilegiado.

Detrás de este trío, Bernard Stamm (Cheminées Poujoulat) y Alex Thomson (Hugo Boss) todavía intentan acercarse cuando el quinteto va perdiendo terreno de forma regular, ya que su desventaja ha aumentado un centenar de millas en 24 horas. Poco a poco, Jean Le Cam (SynerCiel), Mike Golding (Gamesa) y Dominique Wavre (Mirabaud) van saliendo del sistema meteorológico que acompaña a los líderes. Este debería sellar por delante para esperar regresar antes de la salida del Índico. Jean Le Cam se debatía, por su parte, entre la frustración de ver escapar a los líderes y la satisfacción de desembarazarse de una situación no menos preocupante. Para estos marinos obsesionados por la velocidad hasta el punto de pedir a pocas horas de la salida que un miembro de su equipo de un último brillo a la carena, navegar con una red de pesca enredada en la quilla no es algo concebible. Tras intentarlo todo, Jean decidió hacer lo que no habría previsto antes: echarse al agua, sumergirse y cortar la red. Después de un esfuerzo tal, se entiende que el retraso respecto al grupo de cabeza pueda parecer anecdótico. Tras ellos, parece que el viento vuelve para el español Javier Sansó (Acciona 100% EcoPowered), Arnaud Boissières (AKENA Vérandas) y Tanguy de Lamotte (Initiatives-cœur). Más al oeste, Bertrand de Broc (Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets) recoge los primeros dividendos de su opción con velocidades de más de quince nudos.

 

 

Dejar respuesta