Accidente en el Safran y cambio de lider del Ocean Masters Race

0
176

Ocean Masters Race

Ayer noche hubo algunos momentos estresantes para el Safran, viendo como peligraba su liderato de la IMOCA Ocean Masters Race, New York to Barcelona.

Pasando las Azores el líder francés ampliaba su ventaja poco a poco con respecto al Hugo Boss; pero llegaron las encalmadas y su velocidad se redujo tanto que a las 02:30 de la madrugada no tenían mas que de 5 nudos, y el Hugo Boss, se acerco a sólo 15 millas y el Neutrogena a una milla, en tercer lugar.

Cuando los dos barcos de la Ocean Masters Race, traslucharon hacia el este a las 05:40 de la madrugada el Hugo Boss se separo y navegaba casi 30 millas más adelante que el Neutrogena. Ayer por la mañana, la tripulación del GAES estaba sufriendo, al quedar su barco encalmado, 100 millas a popa del líder. Lo peor es que navegaban con viento del Sur. “Estamos casi parados de nuevo”, informaba Anna Corbella. “Es un poco frustrante, tratamos de ganar este, pero no podemos hacer nada. Esperábamos habernos podido coger a la flota, pero este viento no nos ayuda”.

Con el viento del norte aumentando, el Safran paso el cabo San Vicente, y desde allí las 180 millas hasta Gibraltar. Durante este tramo, el viento rolo al noreste y al este cuando iban a pasar por el estrecho.

Ocean Masters Race

Justo cuando la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race entra en una fase crítica, con su llegada al Estrecho de Gibraltar, esta madrugada se produjo un accidente a bordo del Safran, que le ha obligado a retirarse tras liderar la flota con autoridad.

Después de medianoche, Marc Guillemot y Morgan Lagravière, estaban realizando una maniobra de cambio de vela (pasando de su génova 2 al menor génova 3) en el Safran, mientras navegaban a 65 millas de Tarifa en duras condicionasen en la Ocean Masters Race, ciñendo, con el viento opuesto a la marea, creando un oleaje cruzado. Con el viento soplando con una intensidad de 35-40 nudos y el mar muy revuelto, Marc Guillemot se lesionó gravemente las costillas al sufrir una caída.

Guillemot lo relata: “Había mucha mar, y de repente en una ola muy grande el barco cabeceó, yo boté con él, y cuando el barco aterrizó me golpeé el costado con el tambor del enrollador. Por suerte Morgan vio lo que sucedió y fue capaz de venir a ayudarme, porque yo estaba literalmente doblado de dolor”.

Tras el incidente, Lagraviére viró el Safran hacia el norte para alejarse de las rutas de navegación. Posteriormente, cuando el Safran estaba acercándose a la costa española, Lagravière, que compite por primera vez en un IMOCA 60, habló con el comité de regatas de la Ocean Masters Race, para confirmar que la lesión de Guillemot era demasiado grave, que necesitaba tratamiento en un hospital y requerían colaboración para buscar un puerto donde desembarcar. El Safran se retiró oficialmente de la regata a las 8 de esta mañana, hora local. Después de conectar con el comité de regatas, pusieron rumbo a Cádiz, unas 25 millas a su norte, llegando a Puerto Sherry a las 3 de la tarde.

Ocean Masters Race

Tras el abandono del Safran, el liderato de la IMOCA Ocean Masters Race ahora está en manos de Pepe Ribes y el estadounidense Ryan Breymaier, a bordo del Hugo Boss. Después de un largo bordo de ceñida hacia la costa marroquí, amurados a babor, este mediodía viraban a estribor apuntando a Tarifa con rachas muy duras. El tripulante de comunicación Chris Musseler informaba que el barco “estaba dando fuertes pantocazos continuamente”.

A bordo del Neutrogena, todavía a 34 millas de Tarifa (11:30 h.), Guillermo Altadill dijo que había mucho ruido a bordo debido a los pantocazos y las olas, mientras trataban de evitar la inmensa cantidad de tráfico marítimo que entra y sale del Mediterráneo por Gilbraltar.

El veterano español también expresó su pesar tras conocer la lesión de Marc Guillemot. Él admitió que también tenía algunos morados, inevitables compitiendo en las duras condiciones como las que estaban sufriendo, pero que sus heridas no eran claramente tan serias como las del francés.

En la retaguardia de la Ocean Masters Race, a las 11:30 UTC, el GAES Centros Auditivos todavía tenía 93 millas que recorrer hasta Tarifa, donde les esperaban condiciones duras en el estrecho. Anna Corbella expresó su tristeza al conocer el incidente del Safran.

 

Dejar respuesta