34ª America´s Cup. Hay espionaje hasta en el deporte…..

0
233

El equipo del Team New Zealand-Camper neozelandés, desafiante de la 34ª edición de la Copa América, finalizó ayer en Auckland (Nueva Zelanda) los trabajos de embalar su catamarán AC72 (con el que competirá en el evento) para su envío a San Francisco (Estados Unidos), sede de la competición, que se iniciará el próximo mes de julio.

El tema del espionaje volvió a salir a escena ya que los trabajos de embalaje fueron seguidos por ‘espías’ del equipo estadounidense Oracle y de otros desafíos, que intentan conocer a qué nivel está el equipo neozelandés a tres meses antes de que comience su campaña.

Rod Davis, entrenador del equipo ‘kiwi’, no se extrañó de todo esto porque, dijo, “hemos visto un montón de otros equipos en Auckland y han estado con nosotros durante mucho tiempo siguiendo nuestras evoluciones”.

“Han estado monotorizando los elementos que hemos estado cambiando, qué tamaño de velas utilizamos con diferentes vientos. Todo esto les ayuda a crear un perfil de nuestro barco y tratar de controlar nuestro rendimiento; incluso han usado telémetros de rayos láser para saber a qué velocidad navegamos”, ha concretado Davis

Sin embargo no todo va en una sola dirección porque el equipo de Nueva Zelanda desplegó a sus propios ‘espías’ en San Francisco para tratar de recopilar información sobre el equipo estadounidense Oracle dirigido por el neozelandés Sir Russell Coutts.

“Ellos están tratando de hacer un perfil de nosotros, así que nosotros intentamos hacer el de ellos. Estamos en San Francisco haciendo cosas similares a las que hace ellos en Auckland y tal vez incluso más”, ha reconocido el entrenador del equipo neozelandés.

Mientras que el análisis de la embarcación de Oracle no es del todo perfecto, los primeros datos indican que no hay mucha diferencia entre los dos AC72 de que disponen los estadounidenses, que sólo competirán con uno de ellos en la final de la Copa, en septiembre.

Según Davis, “hay bastante zonas grises (sin definir) en el análisis de los datos, pero la conclusión es que los dos barcos (en referencia al neozelandés y estadounidense) están ahora muy cercanos en velocidad y esta Copa se decidirá probablemente con lo que hagan los equipos de aquí hasta el comienzo de la competición.”

Desafortunadamente para el Team New Zealand parte de este tiempo se perderá con el envío su barco a San Francisco, mientras que sus rivales seguir trabajando.

 

Dejar respuesta