34 America´s Cup. 160 aniversario

0
231

Hoy hace 160 años, la goleta America triunfó sobre el orgullo de la flota británica en una regata alrededor de la Isla de Wight, en la costa meridional de Inglaterra, al ganar el trofeo que acabaría llevando el nombre del barco.

Con 160 años de antigüedad, la America’s Cup es a menudo denominada el trofeo deportivo más antiguo. Para ponerlo en contexto, hay que considerar que los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna se disputaron en Atenas, Grecia, en 1896, cuando el primer capítulo de la historia de la America’s Cup se había escrito 45 años antes.

Comenzó en el verano de 1851, cuando el America cruzó el Atlántico desde la Costa Este de Estados Unidos para una temporada de regatas contra lo mejor que los británicos podían ofrecer.

Pero sus armadores habían desvelado sus intenciones. Al llegar a aguas británicas, el America no encontró un comité de bienvenida , y las regatas (y las rentables apuestas que las acompañan) se le hicieron difíciles de encontrar.

Al final, el America pudo inscribirse en la Copa de las Cien Libras del Royal Yacht Squadron (también conocida como la Copa de la Cien Guineas); una regata alrededor de la Isla de Wight contra una flota de barcos británicos, sin compensación de tiempos, en la que el ganador se queda con el trofeo.

Los barcos comenzaron con el ancla echada en dos filas frente a Cowes. Cuando se dio el pistoletazo de salida a las 10:00 am, los barcos levaron anclas en la ligera brisa y comenzaron a navegar hacia el este.

El America, de hecho, salió bastante mal e iba en quinta posición cuando los barcos pasaron la No Mans Buoy (boya de Nadie).

Pero tras escabullirse por el faro de Nab, pasó el acantilado de Culver en una posición dominante que ya nunca perdería.

El America terminó la regata a las 8:37pm, 12 minutos por delante del Aurora. El último barco en terminar, el Brilliant, cruzó la línea a la 1:30 del día siguiente.

Los armadores del America consideraron brevemente fundir el trofeo que acababan de ganar para hacer medallas. Afortunadamente, cambiaron de opinión y lo donaron al New York Yacht Club bajo el Deed of Gift (escritura de donación) que aún hasta la fecha gobierna la competición de la America’s Cup.

Ese día de agosto fue notable también por darnos la que quizás sea la frase más famosa asociada con la America’s Cup; “No hay segundo.”

Así es como pasó…

Sobre esa primera regata en 1851, el periódico The Times publicó: “En Cowes… se oyó la exclamación, ¿ha ganado el America? La respuesta, sí. ¿Cuál es segundo? La respuesta, ninguno.”

En su historia de la America’s Cup, An Absorbing Interest, Bob Fisher cuenta esto y explica: “Eso casi seguro que le dio credibilidad a la historia apócrifa de que la Reina (Victoria) le pregunto a un señalero cuando le contaron que el America había ganado, “¿Quién es segundo?” Y el señalero se dice que respondió, “Señora, no hay segundo.”

A día de hoy, 160 años más tarde, aún representa una descripción acertada de lo que es la competición deportiva de la America’s Cup.

Dejar respuesta