2011 Panerai británica Classic Week. Los barcos clasicos en regatas pasadas por agua

0
800

Grupo Navega

Decenas de embarcaciones, principalmente de países del norte de Europa, se han reunido en Cowes para tomar parte en las cinco regatas que les puedan llevar a la victoria final y a la espectacular Ronda Panerai Classic de la Isla. Se celebra este año su décima regata en Cowes y con un nuevo año viene un nuevo nombre, la regata se llamará desde ahora, Panerai British Classic Week.

El día de la inauguración, amaneció desapacible y muy ventoso. Así que la clásica Panerai Around The Island Race, con la que tenian intención de abrir las regatas, tuvo que ser cancelada ante la fuerza del viento y grandes olas que se combinaron para crear condiciones muy difíciles.

Grupo Navega

Aunque las condiciones un tanto grises y lluviosas han prevalecido durante la mayor parte del segundo día, la flota de los veleros clásicos pudieron completar con éxito la segunda manga de la regata con viento que evoluciono desde 6 hasta 12 nudos. A pesar de todo la mayoría de los competidores parece haber disfrutado de su día de regatas de vela clásica.

Grupo Navega

Algunos les había ido peor que a otros, sin embargo, un desafortunado incidente, aparentemente causado por un período de poca visibilidad, en el puerto, hubo una colisión por el lado de estribor entre el yate “Maybird” y el líder en su clase el ” Caritana” que quedo desarbolado. A pesar de los destrozos de los barcos, felizmente no ha habido lesiones personales.

El tercer dia de la regata, fue asignada a la mujer regatista. En la clase 4, Fiona Davies a bordo de ‘Manopla’ fue la primera dama de timón en tiempo compensado, terminando en el séptimo lugar en la Clase 4 de la flota en general. De los 20 barcos de Clase 3 de la flota, Alice Bellamy fue la primera dama en llegar a la meta. En la Clase 2, la primera dama fue Angela Matheson trajo a “Oposición” a puerto en cuarto lugar de la flota de diez barcos  y también fue galardonada con el premio “Ladies day”.

Grupo Navega

Después de un día de lluvia en el agua para todos los participantes, las lujosas instalaciones Panerai, eran un refugio acogedor para que los regatistas comentaran las sensaciones del dia con un cafe caliente. Para aquellos que necesitaran algo más fuerte, la tienda de cerveza cerca, con excelente música en vivo se ajustaba a la perfección.

Dejar respuesta