¿Te has preguntado alguna vez dónde ha ido a parar la basura del tsunami de Japon?

0
724

Grupo Navega

El devastador tsunami desencadenado el pasado 11 de Marzo, a consecuencia del terremoto japonés de magnitud 9,0, que destruyó los pueblos costeros cerca de Sendai, arrastrando hacia el mar casas, automóviles y estructuras diversas, así como su contenido, han sido estudiados por los cientificos Nikolai Maximenko y Jan Hafner del Centro Internacional de Investigación del Pacífico, adscrito a la Universidad de Hawái en Manoa y han calculado hacia dónde podrían estar dirigiéndose los componentes más ligeros de esta masa de objetos y fragmentos.

 

La mayoría de los objetos que flotan en las costas de Japón, como los coches y edificios casi enteros, se desintegrarán progresivamente en pedazos más pequeños, pero otros más resistentes, como los barcos, podrían llegar intactos a Estados Unidos. Son los restos de una tragedia que se desplazan al albur de las aguas, pero ya tienen su recorrido trazado por la ciencia, antes de que acabe descomponiéndose.

La primera ola de escombros arribará a las costas del noroeste de Hawai en el próximo año y a las islas restantes en 2013, según la simulación liderada por los científicos Maximenko y Hafner. Un año más tarde, los desechos llegarían a playas desde Vancouver (Canadá) hasta la punta de Baja California (México), pasando por los estados de Washington, Oregón y California en Estados Unidos.

Grupo Navega

En su triste itinerario, los restos alcanzarán la famosa Gran Mancha de Basura del Pacífico Norte, un lugar al que, por un curioso efecto de las corrientes marinas, se concentran muchos restos flotantes. Allí los escombros del tsunami se fragmentarán en pedazos cada vez más pequeños, señala un comunicado emitido por los científicos.

No obstante, gran parte de esas piezas volverán a golpear las costas de Hawai dentro de cinco años, en 2016, en una segunda oleada que será “más fuerte y más duradera que la primera”. Gran parte de los escombros que se abandonan en la Gran Mancha de Basura del Pacífico Norte termina en los arrecifes y playas de Hawái.

La enorme cantidad de escombros acumulada en las costas del este de Japón ha dificultado considerablemente las tareas de rescate tras el terremoto y posterior tsunami. Estas predicciones obtenidas con el modelo ayudarán a guiar las labores de limpieza y las operaciones de rastreo.

El rastreo de restos será importante para determinar lo que pasa con cada clase de materiales de los escombros del tsunami; por ejemplo, cómo cambia la composición del penacho de restos con el paso del tiempo, y cómo los vientos y las corrientes separan los objetos flotantes de tipos diversos.

Grupo Navega

Por otro lado una buena noticia nos ha llegado a más de tres semanas del fatídico terremoto y posterior tsunami que arrasaron con la ciudad de Sendai, en Japón, un perro que permaneció flotando sobre el techo de una casa fue rescatado por los socorristas cerca de la costa de Miyagi.
El perro ya había sido localizado, pero no se dejaba izar por los helicópteros, hasta que una lancha se acercó y se dejó por fin rescatar de las gélidas aguas del norte de Japón. El collar del animal, no obstante, carecia de información acerca de su amo; pero milagrosamente se ha encontrado ¡y tambien vivo!. Las autoridades aún no se explican cómo el perro pudo sobrevivir en la nieve y el hielo.

Entretanto, las cifras oficiales contabilizan ya más de 12.000 muertos y 15.000 desaparecidos, la mayoría de los cuales han sido reportados en Miyagi, donde las pérdidas humanas suman 7.318. Una verdadera tragedia

Dejar respuesta